Energías renovables para Chile, a raíz de la vorágine política, no tuvo la debida difusión, pero hoy Chile dio un paso trascendental, une los dos sistemas electricos, lo que significa que llegará energía del sol generada del norte al resto del país

22 Noviembre, 2017 at 12:31 am


Dentro de la vorágine política un hecho trascendental para el futuro energético chileno: se dio luz verde a la anhelada interconexión entre el sistema SING, ( Sistema Interconectado del Norte Grande) y el SIC, ( Sistema Interconectado Central).

Qué significa en lo concreto. Que los bajos precios de la energía que se están verificando en el norte a raíz de la irrupción de las energías renovables, ( principalmente fotovoltaica), se transferirán al resto de las regiones de Chile, Centro y Sur. Un hecho claramente trascendental-

En Revista Electricidad   se da cuenta de la oficialización de este proyecto.

Con la presencia de la Presidenta Michelle Bachelet y del ministro de Energía, Andrés Rebolledo, junto a otras autoridades y representantes de la industria eléctrica se dio inició real a las operaciones de la interconexión SIC-SING, desde las instalaciones del Coordinador Eléctrico Nacional, ubicadas en Santiago Centro.

Bachelet destacó el hito, señalando que “es sin duda alguna la obra de transmisión eléctrica más grande”, lo que tendrá un positivo impacto en el desarrollo económico del país.

“Es un hecho que la interconexión es una inyección para nuestro crecimiento: aumentará el PIB, de corto y de largo plazo. Las estimaciones hablan de una expansión de US$500 millones en el primer caso y de US$1.600 millones en el segundo caso”, afirmó la Presidenta.

Por su lado, el ministro de Energía, Andrés Rebolledo, dijo que la interconexión aumenta la seguridad del sistema en lo que se refiere al suministro eléctrico, agregando que también permitirá bajar los precios producto de la mayor competencia que se dará en la industria, con el reforzamiento de la transmisión.

 

Puesta en marcha
Las pruebas de tensión para materializar la conexión entre Mejillones y el sector de Cardones en Copiapó se iniciaron en la mañana del martes, en un proceso gradual que en los próximos días seguirá aumentando la tensión y capacidad de la línea de transmisión.

Daniel Salazar, director ejecutivo del Coordinador Eléctrico Nacional, se comunicó con el centro de control de la línea de Transmisora Eléctrica del Norte (TEN), desde donde se informó que “ambos sistemas (SIC y SING) están de acuerdo a programa, siguiendo el protocolo establecido y la configuración del despacho de generación y transmisión se ha ajustado para tener los niveles de seguridad en el sistema”.

Para realizar la interconexión se instalaron refuerzos de generación en el lado sur del Sistema Interconectado del Norte Grande (SING), en la subestación Kapatur (en la zona de Mejillones), y en el norte del Sistema Interconectado Central (SIC), en la subestación Cardones.

Una vez que las variables de frecuencia, tensión y transferencia se encontraron en niveles de seguridad en su potencia reactiva se produjeron los primeros intercambios de energía entre ambos sistemas, lo que fue escuchado directamente por las autoridades, en medio de los aplausos de los presentes, entre quienes estaban Claudio Seebach, videpresidente ejecutivo de Generadoras de Chile; Carlos Finat, director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera); Rodrigo Castillo, director ejecutivo de Empresas Eléctricas, y Germán Henríquez, presidente del Consejo Directivo del Coordinador Eléctrico Nacional.

Línea
El proyecto fue desarrollado por la empresa Transmisora Eléctrica del Norte (TEN), filial de Engie Energía Chile y Red Eléctrica Internacional, que tiene una línea de 600 kilómetros de extensión entre las regiones de Antofagasta y Atacama.

El presidente de TEN y gerente general de Engie Energía Chile, Axel Levêque, señaló que “es una contribución concreta a la diversificación de la matriz energética al facilitar la entrada de proyectos renovables, principalmente eólicos y solares que se ubican en el norte del país y que hasta ahora no tenían manera de disponibilizar su energía, permitiendo una mayor reducción de las emisiones de CO2 del país y reduciendo los costos de operación del sistema eléctrico”.

El proyecto TEN comprende una línea de transmisión de doble circuito de 500 kV, en corriente alterna, que va desde Mejillones (en la Región de Antofagasta), hasta el sector de Cardones, en Copiapó (en la Región de Atacama).

Además del tendido eléctrico, considera cuatro subestaciones:

    • Dos terminales ubicadas en Mejillones y Copiapó.
    • Una subestación de transformación en Mejillones (sector Changos).
    • Una subestación de compensación en Diego de Almagro.

Al ser de corriente alterna, permitirá la conexión a lo largo de su trazado de varios proyectos, sobre todo solares y eólicos, que se ubican en el norte del país.