Popular Tags:
[Valid RSS]

No, Gracias Energía Nuclear

25 Diciembre, 2008 at 9:36 am

Pablo Ramírez, quien entre sus múltiples tareas, es un gran impulsor de las energías limpias en nuestro país, nos envía este post, en el cual fija su posición respecto a la energía nuclear, opción que cuenta con el fuerte apoyo gubernamental

No Gracias Energía Nuclear

Pablo Ramírez

Los partidarios de la energía nuclear parecen haber tomado impulso utilizando el cambio climático para sus fines. Los lobby de esta opción energética dicen tener la solución para las emisiones de CO2 y, sin reparos, vuelven a esgrimir las “bondades” de la energía atómica.

¿Cómo podemos explicarnos tal fenómeno? Simplemente, los sectores económicos que promocionan la energía nuclear están usando el método de intimidar a los chilenos ante la carencia de fuentes de energía para ejercer presión y apresurar pronunciamientos del Gobierno. Pronunciamientos que, de producirse, no pueden desconocer los compromisos previos o alejarse del programa oficial, ya en conocimiento de todos los ciudadanos, donde no existen menciones sobre el uso de energía nuclear, un energético creado por el hombre, ajeno a la naturaleza y además desarrollado con fines bélicos prioritarios. Si bien la energía nuclear puede ser el propósito oculto de algunos industriales que estén motivados por intereses comerciales, el verdadero dilema energético hoy en Chile es potenciar la energía renovable no convencional (ERNC), que se encuentra en abundancia en el país, además con condiciones inmejorables de uso. El futuro es de las ERNC; entre ellas, la energía solar, eólica, mareomotriz, biocombustibles, geotermia, biomasa… todas las que no necesitan grandes consorcios para desarrollarse y puede llevarse a cabo descentralizadamente, con múltiples propietarios. Es este último antecedente el que desenmascara el interés de los industriales prominentes que quieren lucrar, implementando mega proyectos que les permitan controlar los precios y regular la oferta y la demanda en nuestro mercado nacional en expansión.

La energía nuclear es costosa, peligrosa y sus residuos altamente contaminantes a largo plazo. Pero es una forma ‘limpia’ de generar electricidad, sin producir emisiones de gases de efecto invernadero. Precisamente por este motivo los expertos vaticinan que, ante el brutal crecimiento de la demanda energética que se espera en los próximos años, la nuclear es la única opción para sostener el crecimiento económico del planeta. Con el precio del crudo por las nubes y Kioto sobre las cabezas de los gobernantes, medio planeta, España incluida, se replantea si seguir adelante con las centrales nucleares o cerrarlas de por vida.

Los residuos no son el único quebradero de cabeza de la energía nuclear. El tema de la seguridad, tanto interna como externa, es otro de los factores que no sólo apuntan las organizaciones ecologistas, sino también diversos gobiernos. En cuanto a la interna, el accidente de Chernóbil, en 1986, puso de manifiesto las graves deficiencias en elementos de seguridad y control en muchas centrales, lo que derivó en un mayor control internacional. Sobre la seguridad externa, todos los expertos coinciden en señalar que el terrorismo es, hoy en día, uno de los principales problemas sobre la energía nuclear, y las plantas de todo el mundo han tenido que incrementar sus medidas de seguridad considerablemente después de los atentados del 11-S.

Chile debe decir No a la Energía Nuclear y rotundo No, porque primero debe agotar todas las instancias naturales y geográficas en Chile, desde Arica a Punta Arenas.

1- Debe llevar a cabo pequeñas centrales eléctricas por región no superior a 3 megas, para no dañar grandes extensiones de terreno. Así cada región puede tener su dependencia energética y escases de agua para consumo humano como agrícola. Estas megas centrales se pueden conectar y estar en línea al sistema interconectado central.

2- Energía Solar, donde podemos implementar una gama variada de alternativas, esta claro que su costo inicial es caro pero en el tiempo su costo es barato o decir gratis, durante los 365 días del año. Esta energía se puede implementar en los hospitales, colegios, universidades, municipalidades, empresas mineras y todos los edificios públicos, donde estos pueden tener agua caliente, calefacción y energía eléctrica.

3- Energía eólica, esta es producida por el viento, en Chile hay varios lugares para instalar este tipo de energía, la cual produce energía eléctrica, en algunos lugares de Chile ya esta funcionando sin mayores problemas y con muy buenos resultados.

4- Energía Mareomotriz, esta energía es producto de las olas del mar, Chile cuenta con varias ensenadas para instalar este tipo de plantas Mareomotriz, si este proyecto no se hubiera rechazado, en el cruce de la Isla de Chiloé, esta estaría entrando ya en funcionamiento y su capacidad era equivalente a tres centrales tipo Ralco.

5- La Energía Geotérmica, es aquella que se obtiene del calor natural interno de la Tierra y que puede ser extraída y utilizada a partir del agua, gases y vapores calientes (excluidos los hidrocarburos), o a través de fluidos inyectados artificialmente para este fin. En el norte y centro-sur de Chile existen varios recursos geotérmicos con alta temperatura (200º-250°C) que podrían ser utilizados para la generación de electricidad, aunque la llegada del gas natural ha significado una dura competencia. Los estudios demuestran que algunas de las zonas potencialmente más atractivas en el país para el aprovechamiento de este fuente de energía son El Tatio; Puchuldiza; San José de Maipo; Calabozo, frente a Talca; Nevados de Chillán; Copahue, al interior de Temuco; Carrán, de Valdivia al interior y Puyehue.

Por estos cinco motivos, debemos agotar todas las instancias productivas de energías renovables, después podemos mirar los biocombustibles, biomasa y al último podemos recién empezar a pensar en la Energía Nuclear, pero por el momento hay que decir No Gracias a la Energía Nuclear.

La energía Atómica o Nuclear, tenemos un ejemplo muy reciente en Japón.


En Chile, la energía solar es utilizada preferentemente en la zona norte del país, en donde existe uno de los niveles de radiación más altos del mundo.

Recibe el nombre de energía solar aquella que proviene del aprovechamiento directo de la radiación del sol, y de la cual se obtiene calor y electricidad. El calor se obtiene mediante colectores térmicos, y la electricidad a través de paneles fotovoltaicos. Los paneles fotovoltaicos están formados por numerosas celdas que convierten la luz en electricidad. Las celdas a veces son llamadas células fotovoltaicas, que significa “luz-electricidad”. Estas celdas dependen del efecto fotovoltaico para transformar la energía del Sol y hacer que una corriente pase entre dos placas con cargas eléctricas opuestas. Numerosas empresas e instituciones están trabajando para aumentar la eficiencia de los paneles, principalmente compañías privadas las que realizan la mayor parte de la investigación y desarrollo en este aspecto. El uso más exitoso de los paneles solares ha sido en naves espaciales, incluyendo la mayoría de las naves que orbitan la Tierra y Marte, y otras que se dirigen a destinos dentro del Sistema Solar cercano. En las afueras del sistema solar, la luz solar es muy débil para producir suficiente energía por lo que se usan generadores termales de radioisótopos. Actualmente hay investigaciones para desarrollar satélites de energía solar: plantas solares en el espacio — satélites con grandes grupos de celdas fotovoltaicas que puedan enviar la energía a la Tierra usando microondas o láser. Las agencias espaciales japonesas y europeas han anunciado planes para desarrollar dichas plantas en los primeros 25 años del siglo XXI.

Hace pocos días el gobierno ruso, realizo pruebas finales sobre la última tecnología de paneles fotovoltaicos, donde quedo demostrado que una planta de este tipo con tecnología de punta, puede llegar a producir lo mismo que cuatro centrales atómicas. El problema mayor de los paneles fotovoltaicos, era su material de construcción y lo escaso de estos como son el Silicio. Pero la tecnología encontró los sustitutos de estos materiales y esta planta supuestamente entra en funcionamiento fines del 2008.

La energía Atómica o Nuclear, tenemos un ejemplo muy reciente en Japón. EL 14 de agosto, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) indicó que los daños que causó el terremoto del 16 de julio en la planta nuclear de Kashiwazaki Kariwa, en Japón, hacen que la mayor planta de energía nuclear del mundo siga cerrada después de que el sismo provocase fugas radiactivas, mientras la agencia nuclear de la ONU dijo que la planta calculó mal los riesgos (Reuters).


Como Chile no esta exento de tener terremotos de gran magnitud cada 10 años app, sería grato no jugar con fuego para después lamentar.
Disculpa que sea tan latoso en la explicación, el tema me apasiona de verdad y hace muchos años trato de incentivar al uso de estos recursos naturales, que están a nuestro alcance y el resto es voluntad.Solo hay que encontrar la razón a los escritos de Ercilla cuando explica que los chilenos tienen todo a la mano y sin mayor esfuerzo.

En el Chile de hoy, cerca del 92% de la energía total del país proviene de insustentables fuentes no renovables, incluida en esto la leña, que a pesar que es un recurso potencialmente renovable, se consume en el país de una manera ineficiente y con escasa recuperación. El 8% renovable anotado en las estadísticas corresponde a la energía hidroeléctrica para un año normal, pero cuando el año es seco, el porcentaje de renovables es aún menor. Estamos en Chile, el país con mayores costas del hemisferio, y por lo tanto donde la oferta eólica y oceánica es mejor que la europea. La radiación solar por supuesto es muy superior, y por condición geomorfológica y geográfica, tenemos geotermia más que abundante. Fuentes renovables no nos faltan”, sostiene el también Director de la Fundación Terram, Pedro Serrano.

En nuestro país, por ejemplo, el 16% de la energía total usada es leña y biomasa vegetal usada en combustión directa, la cual llega a ser según las últimas estadísticas, el 54% del sector Comercial Público Residencial. Por supuesto es un combustible social y económicamente complicado; no se transa en la bolsa y por lo mismo aparece muy poco en los planes y proyecciones de esta ortodoxa economía de mercado.

Sin embargo, la tecnología primitiva que se usa para quemar leña en la mayor parte de los casos, con suerte apunta a un 10% de eficiencia. Esto indica que cualquier esfuerzo de investigación tecnológica que permita mejorar estas deficiencias, ya sea disminuyendo las pérdidas de contexto (vivienda) y mejorando la eficiencia de quemado (quemadores), va torcer ese 16% hacia el lado positivo. Si a esto se agrega un manejo racional de la biomasa verde, se tendría una fuente efectivamente renovable, de emisión cero, de carácter nacional, superior incluso a las otras renovables. Por supuesto, hacer esto es una cuestión intensamente política.

Con una buena planificación, decisión política y lluvia normal estaríamos llegando al 20% al que apuntan los europeos. Sin embargo, si a esto se agregan las posibilidades chilenas de hacer eficiencia energética en todos los campos, más los aportes de las ERNC, tales como la oferta eólica, geotérmica, solar y oceánica, atendiendo a la tecnología viable y disponible en este planeta comercialmente plano, se puede llegar fácilmente a una cantidad insospechadamente alta de aporte renovable a nuestra Matriz. Mejor que los mejores sueños de la U.E.”, asegura el Pedro Serrano.

El Centro de Innovación Energética CIE UTFSM realizó este año un análisis prospectivo de las ERNC como aporte sólo a SIC (Sistema Interconectado Central de Energía Eléctrica de Chile). Según el estudio del 2008 al año 2025, el 21% de toda la energía eléctrica de SIC podría ser aportado por ERNC. Si se agrega eficiencia energética en una campaña planificada, este porcentaje aumentaría al 37%, sin contemplar en este cálculo aportes solares. La falta de una proyección nacional concreta del crecimiento del sector a plazos como el presentado, hace difícil calcular con mayor profundidad. En todo caso, una proyección como esta asegura que, si se hace todo bien, la mitad de al menos todo el consumo de combustibles carbonados para producción eléctrica podría ser sustituido sustentablemente en un período de 15 años.

El sector eléctrico es sólo una parte del total del consumo nacional de energía, un consumo que incluye transporte, industria y sector comercial-publico-residencial. En este contexto general de país, el petróleo importado domina con un 40%. Hoy en día en torno 70% de los energéticos que usamos como país se importan y se queman. Esta parte insustentable de nuestro desarrollo, la más importante en realidad, podría tener un vuelco histórico más impactante que el esperado por los europeos”, explica el Director de la Fundación Terram, Pedro Serrano.

Cada vez se oye con mayor frecuencia que una herramienta en la lucha contra el cambio climático será producir electricidad con energía nuclear.

Esta proclama es tramposa pues oculta problemas como el alza generalizada de costos de capital, la acumulación de desechos radiactivos, los problemas de seguridad y seguros, la proliferación de armas nucleares y los altos costos de desmantelamiento de los reactores.

El argumento principal de esta falacia es que, como la energía nuclear no quema carbón, constituye una solución para el calentamiento global.

Sin embargo no toma en cuenta el ciclo del combustible nuclear.

Ignora los costos energéticos de la excavación, la molienda, el enriquecimiento y la transportación del uranio.

Nada dice sobre el forjado del acero para los recipientes presurizados, ni de la construcción y operación de enormes y complejas plantas.

Tampoco del manejo, el transporte, el reprocesamiento y el almacenamiento de los desechos.

Todas estas fases y operaciones asociadas a la industria nuclear consumen cantidades importantes de combustibles fósiles.

Resulta inevitable pensar, como en el caso de los biocombustibles, en la metáfora del caldo y las albóndigas.

Este otoño, en la Universidad de Standford, el Dr. Mark Z. Jacobson publicó su trabajo “Review of Global Warming Solutions” (Estudio de las Soluciones al Calentamiento Global) y comparó las emisiones de CO2 equivalente de las diferentes fuentes de energía.

El viento y la energía solar emiten de 3 a 11 gramos de CO2 por kilowatt-hora (kWh) de electricidad. La energía geotérmica y la energía solar convencional emiten entre 16 y 64 gramos.

La energía que producen las olas, las mareas y el agua, emiten de 34 a 71 gramos.

La electricidad nuclear, en cambio, emite de 68 a 180 gramos por kWh.

En el Reino Unido, un informe de la Royal Society en 2002 encontró que el almacenamiento apropiado de los desechos de ese país costará 139 mil millones de dólares.

De esta manera, almacenar los desechos nucleares en todo el mundo costaría más o menos $3 trillones de dólares, mucho más de lo que costó el rescate global bancario y automotriz de 2008, una deuda oculta en las cuentas de la industria nuclear.

La sociedad humana se enfrenta a una reducción inevitable en el uso de la energía.

Debemos tener claro que no hay ahora mismo ninguna alternativa creíble para reemplazar a los combustibles fósiles.

La fuente más importante de energía limpia en todo el mundo es la conservación, a costo cero con cero emisiones de gases de efecto invernadero.

La segunda fuente de energía más eficiente es la cogeneración, donde se recupera el calor de desecho que actualmente se envía a las chimeneas.

El secreto que nuestra civilización aún está por descubrir es que podemos mejorar la calidad real de vida con menos energía y menos volumen de producción.

Podemos llevar una vida más plena sin necesidad de excavar el planeta hasta matarlo y sin poner en riesgo a las generaciones futuras con nuestra basura tóxica.

Algo a integrar a nuestra vida diaria como ciudadanos y como consumidores.

Algo a considerar en nuestra movilidad y nuestra dieta. A tomar en cuenta al reafirmar nuestro compromiso la salud. La propia, la de los nuestros y la del planeta. Fuente de información: Greenpeace.


Las energías renovables se caracterizan porque en sus procesos de transformación y aprovechamiento en energía útil no se consumen ni se agotan en una escala humana. Entre estas fuentes de energías están: la hidráulica, la solar, la eólica y la de los océanos. Además, dependiendo de su forma de explotación, también pueden ser catalogadas como renovables la energía proveniente de la biomasa y la energía geotérmica.


Las energías renovables suelen clasificarse en convencionales y no convencionales, según sea el grado de desarrollo de las tecnologías para su aprovechamiento y la penetración en los mercados energéticos que presenten. Dentro de las convencionales, la más difundida es la hidráulica a gran escala.

Como energías renovables no convencionales (ERNC) se consideran la eólica, la solar, la geotérmica y la de los océanos. Además, existe una amplia gama de procesos de aprovechamiento de la energía de la biomasa que pueden ser catalogados como ERNC. De igual manera, el aprovechamiento de la energía hidráulica en pequeñas escalas se suele clasificar en esta categoría.

Al ser autóctonas y, dependiendo de su forma de aprovechamiento, generar impactos ambientales significativamente inferiores que las fuentes convencionales de energía, las ERNC pueden contribuir a los objetivos de seguridad de suministro y sustentabilidad ambiental de las políticas energéticas. La magnitud de dicha contribución y la viabilidad económica de su implantación, depende de las particularidades en cada país de elementos tales como el potencial explotable de los recursos renovables, su localización geográfica y las características de los mercados energéticos en los cuales competirían.

Históricamente la matriz energética de Chile ha contado con una participación importante de energías renovables, en particular de la energía hidráulica convencional utilizada para generación eléctrica. Esta participación ha disminuido en los últimos años producto del crecimiento de sectores que tienen un consumo intensivo de derivados del petróleo, como el transporte, y del aumento de la capacidad de generación eléctrica térmica a partir de gas natural. Sin perjuicio de ello, la participación de las energías renovables sigue siendo significativa en el abastecimiento energético nacional, tal como se desprende del balance de consumo bruto de energía primaria del año 2001.

Energías renovables (Visión general)
Consumo bruto de Energía Primaria (2001)


Fuente: CNE

Por su parte, si bien las ERNC presentan una participación marginal en el consumo bruto de energía en Chile, han tenido un espacio de desarrollo en el abastecimiento energético de zona rurales, situación que se verá reforzada por las políticas gubernamentales de apoyo a la electrificación rural.

Las energías renovables no convencionales, que poseen un potencial de desarrollo en nuestro País, son las siguientes:

Eólica
Biomasa
Solar
Hidráulica
Geotérmica

Lo que se debe considerar a la hora de obtener energía de la biomasa

24 Diciembre, 2008 at 3:44 pm

Para quiénes nos han consultadio acerca de los verdaderos alcances de la obtención de energía a partir de la biomasa, en el portal todoproductividad se incluye un post que explica bastante bien las consideraciones que deben ser tomadas en cuenta.

Algunos párrafos.

Muchas empresas se plantean la posibilidad de utilizar recursos biomásicos para producir energía, pero ello no es tan fácil si lo que realmente queremos es obtener la máxima eficiencia. Para profundizar en el conocimiento de la biomasa describimos en este post algunas de las tecnologías más avanzadas que actualmente están disponibles para producir biomasa. La información que se muestra a continuación es fruto de un estudio realizado por TODOPRODUCTIVIDAD analizando más de doscientos fabricantes de equipos de generación de energía utilizando biomasa, es por ello una información inédita en castellano.
A lo largo de todo el estudio, veremos varias tecnologías que pueden utilizarse en sistemas biomásicos. En general lo que se pretende es gasificar la biomasa de forma que podamos obtener un gas que sea utilizable como combustible. La recuperación de la biomasa ha creado recientemente un importante segmento de mercado, en el ámbito de combustión y gasificación de biomasa y las materias residuales en general (bagazo, lodos, residuos municipales, forestales, etc.).
La gasificación es un método eficaz que permite producir un gas de escaso valor calorífico a partir de combustible sólido. El método consiste en transformar, a alta temperatura, más del 99% del carbono de la materia orgánica contenida en la biomasa en un gas de síntesis que posteriormente puede utilizarse como combustible sustituto de gas natural o de cualquier otro combustible no renovable en calderas, motores de combustión interna o turbinas de gas.
El aprovechamiento de la biomasa en plantas de biogás está teniendo un amplio despegue en numerosos países. Por ejemplo, Suecia ha declarado que en los próximos 20-30 años será independiente del petróleo. Una de las grandes ventajas de la biomasa es la flexibilidad de las centrales. Las centrales pueden ponerse en marcha en periodos de alta demanda energética, cuando el precio de la energía es mayor, y pararse en periodos de bajo consumo. El aprovechamiento que se está haciendo en Suecia es muy interesante ya que permite procesar en una misma central los residuos sólidos urbanos con los residuos agrícolas que antes quemaban los agricultores. Desaparece el riesgo que suponía la quema de residuos agrícolas, con la consiguiente reducción de gases de efecto invernadero, y permite garantizar el suministro de materia prima para la central.

Quienes desean interiorizarse más los invito a que posteen aquí

También más referencias en los siguientes links.

Monografías, aquí

y en la nueva.com

Mirada presente y futuro de las energías limpias en Chile

24 Diciembre, 2008 at 10:08 am

En este video tomado de youtube encuentro este post que pone en perspectiva los desafíos que deberá asumir Chile para subirse al carro de las energías limpias.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=a9rqCJp_e_Q[/youtube]

Obligan en España a constructoras a instalar paneles solares en nuevas obras

24 Diciembre, 2008 at 7:55 am
Techumbres inteligentes

Techumbres inteligentes

  • Al final de este post se incluye el reglamento que se exige en España-
  • La reciente obligatoriedad española de instalar paneles solares en las viviendas de nueva construcción hará que el precio de las casas suba un 3%, según los promotores. Pero los beneficios asociados a mediano y largo plazo lo ameritan.

Los promotores inmobilarios ya se están poniendo la venda. La aplicación del Código Técnico de Edificación, que entró en vigor el pasado 29 de septiembre y que obliga a instalar en las nuevas construcciones paneles de energía solar, encarecerá el precio final de la vivienda un 2,81%. Así al menos lo sostiene la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid.Este incremento supondrá que el comprador tendrá que pagar entre 16 y 22 euros más por metro cuadrado. 

Pero la inversión merece la pena, ya que estos dispositivos solares permiten producir hasta un 70% del agua caliente sanitaria necesaria en un hogar.

Por otro lado, estas instalaciones son limpias, no producen ruido ni residuos contaminantes y tienen una vida útil entre veinticinco y treinta años.

La Comisión Europea calcula que España podría cubrir hasta un 60% de su demanda eléctrica con la implantación de paneles de energía solar, gracias en buena medida a la bonanza climatológica.

En el siguiente documento se da cuenta de la normativa para las nuevas cosntrucciones en España. Picar aquí

Se incrementan proyectos que reducen emisiones

24 Diciembre, 2008 at 7:33 am

La 15ª reunión de la Autoridad Nacional Designada (AND) aprueba nueve nuevos proyectos de reducciones de emisiones en terceros países. Los proyectos generarán un total de reducción media anual de emisiones de 979.368 toneladas de CO2 equivalente. Esta es la reunión en la que más proyectos han sido aprobados en los últimos dos años. Con estos, son ya 84 los proyectos aprobados por la AND con un total de reducción de 121.010.843 toneladas de CO2 equivalente para el periodo 2008-2012.

Esto política fue acordada en el protocolo de Kyoto en el cual se fijan metas de reducción de emisiones a los paises suscriptores del acuerdo. Ver aquí

La Autoridad Nacional Designada (AND) para los Mecanismos basados en proyectos del Protocolo de Kioto, en su decimoquinta reunión, ha otorgado informe positivo de participación voluntaria de España en nueve nuevos proyectos, que, según nota de prensa del Ministerio de Medio Ambiente, “generarán un total de reducción media anual de emisiones de 979.368 toneladas de CO2 equivalente (tCO2e), lo que supone un total de 5.396.438 tCO2e durante el primer periodo de compromiso, que finaliza en 2012”.

Con estos nueve informes positivos de participación voluntaria suman ya 84 las cartas de aprobación emitidas por la AND española, que supondrán una reducción media anual de 22.094.883 tCO2e y un total de 121.010.843 tCO2e durante el primer periodo de compromiso. En sus reuniones anteriores, la AND concedió el informe de participación voluntaria a 75 proyectos, 48 de ellos presentados por empresas españolas, uno por el Fondo de Carbono de la Empresa Española y el resto procedentes de los distintos fondos de carbono en los que España participa.

La mitad de estos proyectos –informa el Ministerio de Medio Ambiente– están localizados en el área de Latinoamérica y el Caribe, el 43% en Asia, el 5% en Europa del Este y el 3% restante en África. En relación con la distribución por sectores, la mayoría de los proyectos aprobados han sido de generación de energías renovables para suministrar a la red eléctrica del país en el que se instalan. A este tipo de proyectos correspondieron el 57% de los aprobados por la AND, es decir, 43 proyectos, 16 de ellos dedicados a la generación de energía eólica, y 27 a la generación de energía hidráulica.

Mapa de las energías renovables en Chile

23 Diciembre, 2008 at 8:32 am

De TCN

En América Latina en general y en Chile en particular, estamos tremendamente atrasados en lo que se refiere a que nuestro abastecimiento energético provenga de las no convencionales.

Encuentro en La Nación de Chile un trabajo interesante que deseo comparir.
Las energías renovables no convencionales (ERNC) combinan energías primarias renovables y tecnologías con un
bajo impacto ambiental. También son conocidas como “energías limpias”. Entre éstas destacan la pequeña hidro
-que no considera a las grandes centrales hidroeléctricas como Colbún- la biomasa, la geotermia, la solar, la eólica y la
mareomotriz, entre otras. Actualmente, aportan el 2,4% (294 MW) de la generación eléctrica en el país.
Sin embargo, el Gobierno envió al Congreso un proyecto de ley para potenciarlas. La idea es que los generadores de electricidad aporten el 5% de este tipo de fuentes al sistema.
Para 2010 se espera que el 15% del crecimiento de la producción energética provenga de fuentes renovables. El siguiente
es el mapa de todas las fuentes ERNC que actualmente aportan a la generación
Este trabajo fue realizado por Cecilia Yánez / Infografía: Cristian Morales R. La Nación

Ver la infografía , aquí..