Popular Tags:
[Valid RSS]

El año de las eólicas para USA

6 Enero, 2009 at 8:37 am

En Energías  Renovables.

Tras haber sumado aproximadamente 7.500 MW a su cuenta eólica durante el ejercicio recién extinto, cantidad que eleva la cifra acumulada en Estados Unidos a unos 24 GW (cifra aún por confirmar), la Asociación Eólica Americana (AWEA) acaba de presentar un balance en el que reflexiona sobre los éxitos de 2008, a la vez que señala los que considera los retos de 2009.
El balance de AWEA, muy optimista, llega marcado por la expectativa que generara el pasado verano el Departamento de Energía de los Estados Unidos, cuando anunció que la eólica debería llegar a cubrir el 20% del suministro eléctrico del país en 2030. Más recientemente, el presidente recién electo, Barack Obama, ha prometido además “asegurar que el 10% de nuestra electricidad proceda de fuentes renovables en 2012 y un 25% hasta 2025”.

En verano, EEUU superó los 20.000 MW de potencia eólica acumulada, lo cual significa que había logrado instalar 10.000 MW en dos años, cantidad equivalente a la instalada a lo largo de toda su historia. Es más: aunque Alemania le sigue superando en potencia instalada, con 23.000 MW, AWEA asegura que EEUU produce ya más electricidad eólica que su competidor euroepeo gracias a su mejor régimen de vientos. Además, AWEA previó en octubre que el país norteamericano habría añadido 7.500 MW nuevos a su parque eólico antes de que concluyera el año 2008 (véase mapa). La previsión no ha sido aún confirmada, pero todo parece indicar que la cifra definitiva se hallará muy cerca de la anunciada.

La asociación afirma en todo caso que, “con los nuevos proyectos conectándose cada semana desde entonces, la industria [estadounidense] está bien encaminada para registrar otro año récord de crecimiento espectacular”. Asimismo, con el paso actual, “las instalaciones eólicas están muy por delante de la curva de contribuir 20% para 2030”, según Randall Swisher, director ejecutivo de AWEA.

Más , aqui en Awea.

Antofagasta , Chile anota los mayores índices de radiación solar

5 Enero, 2009 at 7:18 pm

En este cuadro se observan los niveles de radiación de Chile, lo cual demuestra que el uso de la energía solar debiera ser casi un imperativo, más aún cuando las fuentes fósiles además de ser contaminantes comienzan a agotarse en el mundo.

La Segunda Región de Chile es la que marca los más altos índices de radiación solar.

Región
Radiación Solar
(Kcal/(m2/día))
I
4.554
II
4.828
III
4.346
IV
4.258
V
3.520
VI
3.676
VII
3.672
VIII
3.475
IX
3.076
X
2.626
XI
2.603
XII
2.107
RM
3.570
Antártica
1.563

Crisis financiera y cambio climático

5 Enero, 2009 at 10:35 am

Tomo este post de Todo Productividad. Se hacen interesantes reflexiones acerca del calentamiento global.

Lo dejo para sus comentarios.

Hace algunos días hablábamos del “cambio climático en los Andes y sus repercusiones globales“. Lo cierto es que este tipo de artículos no se encuentran desde luego entre los más leídos del blog, así que a los pocos que los lean les pedimos los difundan, pues el problema es desde luego serio.

En Todoproductividad solemos hablar del cambio climático como perspectiva de negocio, explicando en detalle las posibilidades de actividad económica que se derivan de las medidas que deben tomarse para combatir este problema. En el último artículo en el que hemos tratado este tema (ver “Más sobre el CDM y sus mecanismos“) hemos recopilado lo dicho hasta el momento sobre las inversiones en cambio climático destinadas a economías emergentes.
En este artículo vamos a hacer un breve resumen de cómo está afectando el Cambio Climático a Latinoamérica, tratando de estimular como siempre el conocimiento de lo que la inversión privada puede hacer en la región (ver “Los mejores sitios para invertir en infraestructuras en Latinoamérica“). En esta ocasión vamos a revisar lo que el Banco Mundial dice de la región y de las prioridades de actuación en materia de cambio climático en la misma.
El calentamiento “inequívoco” del sistema climático informado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas ya afecta a América Latina y el Caribe. Las temperaturas en la región se elevaron alrededor de 1ºC en el siglo XX, mientras que las tasas de aumento del nivel del mar alcanzan los dos o tres milímetros al año desde la década de los 80. También se han observado cambios en los patrones pluviales: algunas zonas como el sur de Brasil, Paraguay y Uruguay registran más lluvia, mientras que en otras ha disminuido, como en el sur de Chile, el sudoeste de Argentina y el sur de Perú. Los fenómenos climáticos extremos son más comunes en varias zonas de la región e incluyen un mayor número de períodos de intensas lluvias y de días consecutivos secos.
Pese a que existen algunos efectos positivos en el rendimiento de las cosechas en el Cono Sur, lo cierto es que también se han dado algunos por demás negativos. Los más relevantes son los siguientes:
  • El deshielo de los glaciares andinos y el consecuente daño a los ecosistemas asociados a ellos se ha dado desde hace algún tiempo, impulsado por las temperaturas más elevadas que se han observado en mayores altitudes. Un análisis de las tendencias en las temperaturas indica un posible aumento de 0,6ºC por década, que afectará a la zona norte, la sección más húmeda de los Andes. Varios de los glaciares más pequeños (de una extensión menor a 1 km2) han disminuido su superficie. La desaparición prevista de los glaciares tropicales de los Andes tendrá consecuencias económicas para la disponibilidad de agua y de energía hidroeléctrica. Los países andinos son altamente dependientes de la energía hidroeléctrica (más de 50% del abastecimiento de energía en Ecuador, 70% en Bolivia y 68% en Perú) y algunas de las plantas hidroeléctricas dependen parcialmente del agua proveniente de los glaciares, principalmente durante la estación seca del año. El deshielo de los glaciares tendrá severas secuelas para el abastecimiento de agua en las ciudades andinas, con lo que se espera que millones de personas enfrentarán una grave escasez de agua hacia el año 2020. Como vemos, es muy importante llevar a cabo un seguimiento de esta situación para todos aquellos interesados en el aprovechamiento hidroeléctrico en los Andes. Ya hemos visto hace unos días las posibilidades del sector hidroeléctrico en la región (ver “Aprovechamiento hidroeléctrico a pequeña escala en economías emergentes“).
  • El blanqueamiento de los arrecifes de coral del Caribe amenaza la ecología del océano. Los arrecifes de coral son los ecosistemas marinos de mayor diversidad biológica, comparable a los bosques pluviales en la tierra, y albergan a más de 25% de todas las especies marinas. En el Caribe, los arrecifes de coral contienen los criaderos de aproximadamente un 65% de todas las especies de peces de la región, por lo que su supervivencia es crítica.
  • El daño que sufren los pantanales en la Costa del Golfo de México es otra preocupación importante. Los modelos de circulación global identifican al Golfo de México como el área costera de mayor vulnerabilidad ante los efectos del cambio climático en la región. Las tres Comunicaciones nacionales de México a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMCC) documentan que el daño continúa, generando una preocupación urgente acerca de su sostenibilidad.

Nasa mapeará CO2 en la atmósfera

5 Enero, 2009 at 8:20 am

En E-renovables.

La agencia espacial de Estados Unidos, la NASA, pondrá en órbita el próximo 23 de febrero un satélite que detallará la concentración de dióxido de carbono cerca de la superficie, donde su efecto de calentamiento se siente más. El satélite permitirá conocer los puntos de la superficie de la Tierra donde se está emitiendo y absorbiendo el gas y ayudará a los científicos a mejorar su comprensión sobre el papel de los sumideros.

El satélite, bautizado como Observatorio Orbitador de Carbono (OCO), ayudará a comprender mejor los factores que influyen en el desplazamiento a través de la atmósfera del CO2, que hoy por hoy siguen siendo desconocidos. “Ésta es la primer nave espacial de la NASA dedicada específicamente a mapear el CO2”, ha declarado a la BBC el principal investigador del Laboratorio de Propulsión Jet de la NASA, David Crisp.

El objetivo de la misión OCO es tomar medidas suficientemente detalladas para poder utilizarlas en en el análisis de las fuentes y sumideros del CO2, agregó el científico, que  presentó los detalles de la misión en la Conferencia de la Unión Geofísica Estadounidense celebrada recientemente en San Francisco.

El OCO irá en el cohete Taurus XL  cuyo lanzamiento está programado para el próximo 23 de febrero desde la base de la Fuerza Aérea de Vandenberg en California. Este es el segundo satélite que la NASA pone en órbita para analizar las concentraciones de CO2. El primero, denominado Aqua, se  encarga de analizar los gases de efecto invernadero a entre 5 y 10 kilómetros sobre la superficie, mientras que OCO detallará la concentración de dióxido de carbono cerca de la superficie, donde su efecto de calentamiento se siente más. .

Más aqui

Proyectos únicos energías renovables, Chile

3 Enero, 2009 at 6:34 pm

tomado de U de Chile

La Universidad de Chile presentó avances y logros de grandes proyectos de investigación aplicada y de transferencia tecnológica en materias relacionadas con energías renovables, en asociatividad con el Estado y el sector privado. En el seminario, organizado por la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, el Ministro-Presidente de la Comisión Nacional de Energía, Marcelo Tokman, afirmó que esta Casa de Estudios “está jugando un rol importante para atender los desafíos que enfrenta el país”.

“No podemos darnos el lujo nuevamente de salir de una crisis energética (por el corte del suministro del gas y las sequías) y no preocuparnos de la plataforma matriz energética del país”, manifestó el Ministro de Energía, Marcelo Tokman, durante su participación en el seminario “Aportes de la Universidad de Chile al desarrollo de las Energías Renovables del país”.

El Secretario de Estado realizó una presentación sobre los desafíos que está enfrentando en estos momentos Chile en materia energética y destacó la necesidad de investigación y transferencia tecnológica, junto con formación de recursos humanos calificados para estos nuevos temas, entre otras materias prioritarias.

En este sentido, afirmó, “la Universidad de Chile está jugando un rol importante para atender los desafíos que enfrenta el país”, pues destacó que su trabajo se proyecta hacia las necesidades futuras de Chile.

Fondef

En tanto, el Director Ejecutivo de Fondef, Gonzalo Herrera, valoró la iniciativa de esta Casa de Estudios de reunir a los distintos sectores involucrados (Estado, Privados y Academia) para dar cuenta del estado de avance y logros de los proyectos de investigación aplicada, pues reflexionó que era una práctica poco común y que aportaba a la sistematización de estas investigaciones.

“Es un mérito mostrar a la comunidad científica, a los académicos y a los empresarios que la Universidad de Chile está sistemáticamente apoyando al desarrollo de la investigación aplicada en distintas áreas, obteniendo nuevos productos y realizando un conjunto de actividades de extensión”, comentó.

En materia de las energías renovables, relevó la importancia de proyectarse en el largo plazo e identificar cuáles serán las necesidades que deberá resolver la población para adelantarse con respuestas. En este contexto, destacó la transición que está viviendo el sistema, desde una lógica de proyectos a una de Programas con iniciativas Integradas, que cuentan con la participación del Estado, privados y universidades.

Triángulo virtuoso

Por su parte, el Vicerrector de Investigación y Desarrollo de la Universidad de Chile, Dr. Jorge Allende, se refirió al “triángulo virtuoso entre Academia, Privados y Estado” para introducir el seminario que dio cuenta de aportes a la comunidad de las investigaciones que se están llevando a cabo con el apoyo de los sectores mencionados, a través de fondos concursables.

Asimismo, mencionó el proyecto institucional de la Universidad de Chile conocido como los “Programas Domeyko”, una iniciativa de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo de financiar internamente investigaciones multidisciplinarias en cinco grandes temas que buscan adelantar respuestas a necesidades del país en las áreas de: Salud, Alimentos, Energía, Sociedad y Equidad, y Biodiversidad. De esta manera, la Universidad de Chile da cuenta de su misión de contribuir a la construcción del país y atender con conocimiento nuevo y aplicado los desafíos que enfrenta nuestra sociedad en constante cambio.

Mediciones Netas

En el seminario participó también el Diputado Alejandro Sule, presidente de la Comisión de Energía, quien expuso sobre las políticas energéticas vigente en el país, identificando cuáles serían los avances legislativos en el fomento de energías renovables hasta la fecha, mencionando la Ley nº20.257, que estimula la implementación de proyectos de energías renovables no convencionales.

Del mismo modo se refirió a normativas que funcionan en realidades comparadas y que no existen en Chile, pero que recomienda incorporar, tales como extensiones de impuestos, subsidios e incentivos para la investigación o el instrumento de la medición neta, un sistema similar al de las tarifas de introducción que permite a los productores de electricidad doméstica -por ejemplo la energía solar en las casas-, entregar sus excedentes en la red pública de suministro al valor de electricidad del mercado spot y así pagar a la distribuidora sólo aquello que consumen por sobre su propia producción.

El Diputado de la República dijo que había quedado muy entusiasmado con las exposiciones de las iniciativas que está realizando la Universidad de Chile en energías renovables, donde observó un gran potencial para que el país avance en innovación.

Patentamiento

El seminario contó con las presentaciones de avances de dos proyectos con financiamiento Fondef, el primero que ya completó su proceso de investigación y se encuentra con resultados únicos en el mundo, y el segundo que recién recibió los recursos para iniciar su innovadora propuesta:

-“Desarrollo de un Reactor Molecular para la Generación de Energías a partir de Biomasa a pequeña y mediana escala“, a cargo del profesor Misael Gutiérrez Daure, de la Facultad de Ciencias Forestales. En la ocasión, el académico informó a los presentes de los exitosos resultados del reactor molecular propuesto por su equipo, junto a la empresa ENERCOM y de las positivas novedades del inicio de tramitación para el patentamiento de esta maquinaria.

-“Purificación de Biogás y conversión de dióxido de carbono a metano (gas natural), mediante procesos bacterianos“. Su directora es la profesora María Teresa Varnero Moreno de la Facultad de Ciencias Agronómicas y expuso la hipótesis, metodologías y proyecciones que ven de esta investigación en el país.

El encuentro incluyó la ponencia “Energías renovables no convencionales para Chile” del profesor Alfredo Lahsen de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas; y la revisión del programa institucional Domeyko-Energía de la Universidad de Chile, a cargo del director de esta iniciativa, el profesor Dr. Rodrigo Palma Behnke.

Texto: Zafiro Fleming
Fotografías: Pablo Madariaga

¿ Es posible la autonomía energética en Chile?

2 Enero, 2009 at 10:21 am

Bien, basta de hablar de Energías Renovables, optemos por el hacer.

De todos modos dejo este post de la U de Chile, aqui

“Hace tiempo que en el mundo se viene planteando la necesidad de desarrollar tecnologías que permitan el uso de energías renovables. Dicen que el petróleo se acaba, y pronto. Y aunque no fuera así, la contaminación medio ambiental que generan los combustibles fósiles ya es insostenible, al igual que las condiciones políticas y económicas que lo rodean.

Por

Publicado el 30 Ago 2006

En el caso de Chile el tema se torna vital. La situación energética del país ha dado mucho de que hablar en el último tiempo. Los problemas de abastecimiento y las relaciones con los países vecinos han puesto en el tapete la urgencia de buscar una alternativa energética viable.

Pero, ¿a qué se refieren con energías renovables? Simple, a las que no son petróleo ni gas ni carbón, llamados combustibles fósiles y que, como lo explica el profesor asociado de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile, Roberto Román, “es energía natural embasada” en el fondo de la tierra por millones de años, pero que tiene un límite.

Otro producto no renovable es la energía nuclear, obtenida del uranio, formado al interior de supernovas hace miles de millones de años.

La energía que sí puede renovarse constantemente es aquella que se produce a partir del viento (eólica), del agua (hidráulica), del sol, de productos o desechos vegetales (biomasa), de la energía al interior de la tierra (geotérmica), del mar (mareomotriz) y de las olas.

“La energía en nuestro país siempre se ha visto desde dos puntos de vista: energía eléctrica y la combustión de productos fósiles para movilizarnos”, explica Mauricio Moreno, presidente de la Comisión de Energías Alternativas del Colegio de Ingenieros.

Moreno aclara que sólo un 19% de la matriz energética del país se obtiene de recursos renovables, principalmente hidráulicos. A pesar de que la geografía chilena otorga una enorme cantidad de recursos que podrían utilizarse para generar energía, como el viento en el extremo sur, los canales y ríos, el sol en el norte y la larga costa, la falta de estudios, tecnología e inversión en este rubro hacen difícil y cara su aplicación a corto plazo.

En países desarrollados la utilización de energías renovables es mucho mayor, al igual que las investigaciones e inversiones en estos campos, por ejemplo, en la Comunidad Europea, en Estados Unidos o en Islandia ya existen automóviles eléctricos o a hidrógeno a nivel más o menos masivo.

Desde la perspectiva del Colegio de Ingenieros, sólo faltan las ganas para que podamos sacar provecho de las oportunidades energéticas de nuestra geografía. “Chile sí tiene la posibilidad de autoabastecerse en un 100%. Podríamos no importar ningún barril de petróleo si es que usáramos los recursos que tenemos”, declara Moreno.

Si bien desde el ámbito académico se respalda esta posición, desde la Comisión Nacional de Energía (CNE), dependiente del Ministerio de Economía, señalan que el autoabastecimiento del país a corto plazo con energías propias es inviable.

“Hoy en día más del 70% del consumo energético de nuestro país es con energías foráneas y fuertemente concentradas en transporte, en uso vehicular. No tenemos alternativas de corto plazo que puedan reemplazar el petróleo o los derivados del petróleo en el transporte. No es realista pensar que vamos a tener un cambio en nuestro parque vehicular de muy corto plazo que sea hacia vehículos de hidrógeno, eléctricos. Partiendo de ese esquema, no vemos de corto plazo pensar en una autonomía 100% de nuestra matriz energética”, manifiesta Cristián Santana, asesor en energías renovables de la CNE.

Pero el petróleo se acaba. Roberto Román explica que las y los expertos en la materia han afirmando que el petróleo va a alcanzar un punto máximo de producción y después va a comenzar a declinar. Los más pesimistas sostienen que ya estamos en esa situación; los optimistas, que la cima se alcanzará en tres o cuatro décadas más, pero nadie duda de que el fin del oro negro se aproxima.

“Los síntomas políticos que hay hoy día indican que estamos muy cerca de ese máximo porque hace tres años el petróleo estaba a 28 dólares el barril, hoy está a 77, 78 y nada indica que va a bajar. Hay un problema gravísimo. Si miras las cifras de producción de petróleo, nos hemos consumido la mitad de producción en 60 años, y eso da susto”, afirma el académico.

Una de las alternativas que se barajan es el hidrógeno, de hecho, ya se ha comenzado a hablar de la economía del hidrógeno. En algunos países de Europa, como Islandia, España y Alemania, ya existen automóviles que andan a base de la energía que genera este elemento, y no contaminan, por el contrario, botan agua.

“Comparto que hay un cambio de paradigma en el mundo respecto a cuáles van a ser los desarrollos energéticos de largo plazo y hay distintas instancias o distintas visiones y distintos esfuerzos internacionales que apuntan en varios sentidos, uno de ellos es la economía del hidrógeno. La gracia que tiene utilizar hidrógeno es que es muy versátil y permite ser una solución bastante eficaz para uno de los graves problemas energéticos del mundo, que es la necesidad de uso en transporte público y transporte vehicular. Si prospera la visión hacia la economía del hidrógeno es una de las soluciones, pero la verdad es que hoy día no está del todo resuelto a nivel internacional”, acota Cristián Santana.

“La realidad ha pillado al gobierno”

“Un país que no tiene abastecimiento propio tiene en riesgo su seguridad nacional porque dependemos de terceros”, declara Mauricio Moreno y agrega que no se trata sólo del transporte, sino de la competitividad internacional de nuestras exportaciones ya que, al aumentar el precio del petróleo o del gas, aumentan también los costos de producción del cobre, de las paltas, de la madera, de todo.

Pero el problema no es simple y las políticas públicas necesarias para abordarlo deben pensarse a largo plazo.

Desde la CNE aclaran que hace cuatro años que existe un programa tendiente al desarrollo de las energías renovables y que hace dos se creó “un programa país de eficiencia energética que pretende coordinar acciones, tanto públicas como privadas, que incentiven el uso eficiente de las energías”. No obstante, lo que se percibe desde la ciudadanía es todo lo contrario.

“Es cierto que aparentemente uno ve acciones que están muy reaccionarias a lo que puede estar ocurriendo en el momento, pero es el reflejo de lo que está pasando. Un gobierno responsable tiene que hacerse cargo de las coyunturas de corto plazo, como también de las visiones de largo plazo. La prensa, los actores, la ciudadanía se ven mucho más impactadas por las acciones de corto plazo, es razonable, vemos que se nos corta el gas, vemos que hay riesgo de abastecimiento eléctrico, vemos que el precio de las gasolinas sube día a día, eso impacta mucho más que acciones que se puedan estar dando en un política de largo plazo y el gobierno tiene que dar respuesta a ambas situaciones”, declara Santana.

Si bien Roberto Román reconoce que los mayores avances en esta materia se produjeron durante el gobierno de Ricardo Lagos, señala que desde la creación de la Comisión Nacional de Energía en los ’80 estuvieron esperanzados en que se desarrollaran políticas energéticas a largo plazo. “Después nos dimos cuenta que se había creado para fijar precios y privatizar las empresas eléctricas”, señala el académico, y cuenta que cuando llegaron los gobiernos de la Concertación esa esperanza resurgió: “pensamos que iba a haber un cambio de paradigma y no fue así”, aclara. “Finalmente, la realidad ha pillado al gobierno, que tiene que darse cuenta que tiene que avanzar en este sentido”.

Mauricio Moreno coincide plenamente con esta perspectiva. “Con los gobiernos de Pinochet y la Concertación no hay nadie que esté pensando en el futuro. No hay nadie que esté pensando, regulan, fijan pauta, la política hoy día está todo libre al mercado, el mercado regula. Sin desconocer los avances que hubo en el gobierno de Don Ricardo Lagos, pero esperamos que ahora que tenemos una mujer, ella actúe como madre de familia y empiece a pensar en el beneficio de sus hijos y el beneficio de sus hijos está en desarrollar una energía renovable no contaminante porque se nos están muriendo los nietos, se nos están muriendo los hijos”, dice.

Las principales fuentes de energías renovables presentes en Chile son: Energía Hidráulica
La más conocida y utilizada en la actualidad. Se usa para producir energía eléctrica y representa el 40 % de la potencia instalada.

Su potencial es mucho mayor al actual y se puede desarrollar en forma competitiva y económica. Permitiría atender buena parte de la demanda en los próximos 20 años.

La implementación de nuevas centrales hidráulicas requiere largos periodos para estudios, diseño y construcción, grandes inversiones y puede tener consecuencias medioambientales y sociales.

Energía Eólica
No se ha estudiado en forma consistente. El no contar con un inventario de recursos de energía eólica explotables, hace difícil estimar su uso.

Las regiones X, XI y XII, poseen un gran potencial de este recurso. Los avances tecnológicos en los equipos han abaratado sus costos. En el mundo se encuentra en operación un gran número de centrales eólicas.

Energía Solar
Muy intensa en el norte, representa el mayor potencial de energía renovable disponible y con enormes reservas.

El uso de la energía solar se ha limitado a celdas fotovoltáicas para abastecer consumos aislados de electricidad de pequeña magnitud y al suministro de calor para procesos mineros, industriales y uso doméstico, pero se estima que es un proyecto factible a mayor escala.

Energía de Biomasa
Existen tres formas de utilizar productos o desechos vegetales para producir energía:

– Introduciendo desechos vegetales a digestores donde se produce un gas combustible.

– Combustión directa de desechos vegetales en calderas diseñadas para producir calor y/o vapor y generar electricidad

– Por transesterificación de la maravilla: el proceso separa glicerina de la grasa dando como resultado Bio-Diesel que reemplaza al Diesel tradicional en iguales condiciones.

Energía Geotérmica
El país posee numerosos campos de energía geotérmica en la cordillera de Los Andes, se asocia a volcanes que presentan manifestaciones en superficie. Esta energía se puede extraer en forma económica para generar energía eléctrica y servir de fuentes de calor.

El único campo geotérmico que ha sido estudiado en profundidad es el Tatio. Previo al diseño de plantas geotérmicas se requieren perforaciones de exploración y estudio de los recursos, que no se han hecho y tardan varios años.

Energía Mareomotriz
Se encuentra aún en etapa experimental y sus centrales son muy caras.

Se identificó al Canal de Chacao como proyecto válido y hay canales y estuarios aptos para instalar centrales mareomotrices desde Puerto Montt al sur.

Energía de Olas
Es aún difícil de usar y evaluar, pero se estima escaso su potencial.

En el país se hicieron instalaciones experimentales sin éxito, que fueron destruidas por tempestades.

Fuente: Colegio de Ingenieros”