Popular Tags:
[Valid RSS]

demanda de energía de la Minería chilena va a dar estabilidad a industria de las ERNC

29 Junio, 2018 at 8:24 pm

La incorporación de las ERNC en la industria minera, en la actualidad no sólo es cuestión de disminuir el impacto en el medio ambiente , hoy involucra también una cuestión de orden económica, y también disminuir la huella de carbono, aspecto que hoy también comienza a ser relevante desde un punto de vista económico.

Los avances tecnológicos en materia energética cumplen un rol fundamental en la situación actual de la minería mundial, donde Chile –como un actor clave en esta industria− no escapa a esta tendencia, especialmente con la incorporación de energías renovables para el suministro eléctrico de las faenas mineras.

Nos referimos en esta oportunidad a un  diagnóstico de especialistas consultados por Revista ELECTRICIDAD en torno a las perspectivas del sector energético dentro de la industria minera chilena, la cual enfrenta un escenario más favorable a partir de la disminución de los precios de la energía en los últimos dos años.

ERNC

La mayor inserción de proyectos de generación eléctrica de Energías Renovables No Convencionales (ERNC), especialmente solares fotovoltaicos, forma parte del nuevo escenario energético para la minería.

Francisco Danitz, gerente corporativo de Suministros Estratégicos de Codelco, señaló que actualmente existe un consenso “sobre el importante cambio que ha exhibido el mercado de energía en los últimos años, periodo en el que se han incorporado nuevos actores, se han reducido los precios para nuevos contratos, se han hecho cambios en la conformación de la matriz de generación con mayor relevancia de las ERNC, y algunas compañías de generación han hecho anuncios en relación a descarbonizar su matriz. Este conjunto de elementos nos permite pensar en escenarios de precios más bajos y suministros más amigables con el medioambiente”, señala el ejecutivo.

 

La perspectiva de Danitz es que la industria eléctrica “se haga parte del desafío de ir hacia una matriz energéticamente más sustentable a través de acciones tempranas, de modo que los contratos de suministro vigentes también reflejen esta nueva realidad”.

Es en este escenario que las tecnologías de las energías renovables variables (ERV) han aumentado su participación en el suministro energético de las actividades mineras en el país, donde en los últimos años se han incorporado proyectos de generación solar y eólica para proveer electricidad a la industria minera.

Un ejemplo de ello son las plantas fotovoltaicas Calama Solar 3, de 1 MW (de Codelco); Amanecer, Solar, de 103 MW (CAP Minería); Pozo Almonte Solar 2 y 3, de 25 MW (Collahuasi), y el parque eólico El Arrayán, de 115 MW (Antofagasta Minerals), además de la planta termosolar Pampa Elvira, de 27 MW (Codelco).

Precios

El menor precio de la energía es otro factor relevante a considerar. En las dos últimas licitaciones de suministro eléctrico para clientes regulados se anotó un precio de US$47,5 MWh (en 2016) para quedar en US$32,5 MWh (en 2017), donde los precios ofertados por plantas solares marcaron un nuevo récord.

Según Francisco Danitz, “el menor precio de la energía en general mejora las perspectivas del sector minero. La energía llegó a representar en un momento casi un 18% de los costos de las compañías, por lo que las mejores condiciones de precios, junto a otros factores propios del negocio, favorecen a los nuevos proyectos y también las condiciones de renegociación de los contratos existentes”.

En esta línea, Carlos Finat, director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera A.G.), afirma que la visión de la minería sobre las ERNC ha cambiado. “Hace algunos años se las veía con mucho escepticismo, se decía que eran caras y poco confiables. La realidad ha demostrado un escenario totalmente opuesto. Las ERNC han sido las responsables de la fuerte reducción de los precios de la energía y se han ido incorporando exitosamente a la matriz”, sostiene.

Rodrigo Mancilla, director ejecutivo del Comité Solar de Corfo, indica que el costo promedio del MWh en minería es de US$100, con una variación que fluctúa en promedio entre US$80 y US$120 MWh, pero el costo del MWh para la generación fotovoltaica está en el orden de los US$21 a US$23 MWh.

Considerando estas condiciones Carlos Finat afirma que el fomento del mercado minero y de ERNC es complementario a través de los futuros procesos licitatorios de suministro en el sector de clientes libres. “No nos cabe duda de que las ERNC tendrían una posición importante en esas subastas, tal como lo han hecho en el último tiempo en licitaciones tanto públicas como privadas”, señala el ejecutivo.

Eso sí, Francisco Danitz advierte que, si bien la industria minera tiene mejores expectativas de los futuros precios de la energía, “va a tomar un tiempo antes de que estos mejores precios se vean reflejados en la industria, ya que gran parte del sector posee contratos de largo plazo, los que fueron originados en un contexto diferente, con menor oferta”.

Futuro

De acuerdo a los especialistas, en el futuro se pueden incorporar nuevas tecnologías ERNC para el suministro energético de la minería. Rodrigo Mancilla destaca el papel que podrían jugar los proyectos de Concentración Solar de Potencia (CSP), cuya principal característica es la de inyectar energía al sistema eléctrico ininterrumpidamente (24/7), debido a que pueden utilizar sistemas de almacenamiento.

“Hoy es posible pensar en un suministro 100% de energía renovable solar en la minería y no solamente desde el punto de vista de electricidad, sino que además desde el punto de vista de calor a procesos industriales”, asegura.

Es así como para 2019 está prevista la puesta en marcha del proyecto de CSP Cerro Dominador, perteneciente al fondo estadounidense EIG. La iniciativa, ubicada en la comuna de María Elena, en la Región de Antofagasta, tiene una capacidad instalada de 210 MW y utiliza una combinación tecnológica de paneles fotovoltaicos (100 MW) y un campo de helióstatos (espejos solares) que dirigen la radicación solar a una torre de sales fundidas, la cual opera como sistema de almacenamiento energético para generar electricidad en las horas en que no haya radiación solar.

Según Rodrigo Mancilla este tipo de tecnología “permitiría apoyar los procesos productivos del cobre”, añadiendo que el costo de un proyecto de energía solar de potencia “debe rondar entre US$4 a US$6 millones por MW. Eso significa que para una torre solar de 100 MW, tendría una inversión entre US$400 y US$600 millones”.

De todos modos los especialistas sostienen que es necesario que los procesos de las operaciones mineras se adapten al tipo de generación de las ERNC, como señala Willy Kracht, académico del departamento de Ingeniería de Minas de la Universidad de Chile y subdirector del Centro de Tecnología avanzada para la Minería (AMTC): “Se requiere vencer algunos paradigmas, dado que hoy se opera con un esquema en el que hay que pasar la máxima cantidad de mineral en la planta a toda hora y eso niega la posibilidad de una integración más profunda”.

“Es por eso que se puede establecer una gestión de demanda de la energía (Demand Side Managment o DSM), que consiste en procesar durante el día el mineral con mayor requerimiento energético, vale decir el más duro y encargarse del más blando durante la noche”, explica el docente.

Electromovilidad

En la electrificación de la matriz nacional la demanda mundial de cobre juega un rol relevante, especialmente con la mayor oferta de autos eléctricos en el mercado, según indican los analistas, siendo este un elemento vital para el aumento de la producción de este mineral en Chile.

Christian Durán, socio líder de Energy and Resources de Deloitte, señala que uno de los factores que influyen en el comportamiento productivo y comercial del cobre en el mediano y largo plazo es la electromovilidad.

“Hoy tenemos un escenario que se ve más favorable externamente que lo que teníamos hace algunos años atrás. Los autos eléctricos, por ejemplo, debieran ocupar al menos tres veces más cobre que un automóvil convencional. Lo otro es la energía renovable que utiliza bastantes componentes de cobre y hay una tendencia de ir más por ese camino”, afirma Durán.

En este escenario Maritza Araneda, socia líder global Cobre de KPMG, menciona el antecedente que la Asociación Internacional del Cobre (ICA por sus siglas en ingles) ha estimado que la demanda de cobre crecería sustantivamente para 2027, debido al aumento de la producción de vehículos eléctricos.

“Como referencia, los vehículos eléctricos requieren una cantidad importante de cobre (30% sobre el uso actual). El metal rojo se usa en las baterías, bobinados y rotores empleados en los motores eléctricos, alambres, barras e infraestructura de carga”, sostiene la especialista.

 

Proyecciones

La visión de los especialistas para el futuro de las tecnologías ERNC en la minería es que se incremente el número de proveedores de este tipo. Rodrigo Mancilla asevera que las perspectivas del Programa de Energía Solar plantean que a 2025 existan “al menos 100 empresas trabajando en la provisión de bienes y servicios asociados a la industria solar y un conjunto importante de ellas exportando sus servicios al resto del continente”.

 

Conclusiones

• La mayor participación de tecnologías ERNC en generación eléctrica ha generado impactos en el precio de la energía y en el suministro para la industria minera.
• Los especialistas prevén que nuevas tecnologías como la concentración solar de potencia, con sistemas de almacenamiento energético, podrán entregar un suministro más estable a las faenas mineras.
• La demanda de cobre y litio para el desarrollo de la electromovilidad también plantea una serie de desafíos productivos y comerciales para el sector minero.

La revolución energética, una revolución que rompió paradigmas

23 Junio, 2018 at 3:20 pm

“Revolución Energética en Chile” es el nombre del texto, que contó con la colaboración de quince expertos y que da cuenta del desarrollo de las políticas públicas aplicadas en materia energética en el gobierno de Michelle Bachelet.

El libro presenta en forma muy ilustrativa cómo se fue gestando esta revolución que significó ir pasando de uan matriz excesivamente carbonizada, que tuvo su punto máximo durante la primera administración de la señora Bachelet, período en el cual se aprobaron 26 termoeléctricas, hasta su segunda administración que gracias al impulso del ministro Pacheco el desarrollo de las ERNC alcanzó un gran impulso, principalmente por las energía fotovoltaica. Un buen texto que sirve para ilustrar cómo se cambian los paradigmas. Nosotros como Chile renovables  , recordamos que literalmente  hacíamos el loco señalando que la hora de las ERNC había llegado para Chile. Felizmente no estábamos equivocacos.  La revolución estaba en ciernes. La solar pronto bajaría a niveles de preciuo excesivamente competitivos.

  Los nuevos puestos de trabajo que genera la energía eólica en la Unión Europea :van 132.000 puestos de trabajo

18 Junio, 2018 at 1:20 pm
 Las energías renovables comienzan a manifestarse en el empleo. A pasos agigantados.
La UE tiene que decidir si su Objetivo Renovables 2030 es el 27, el 30, el 32 ó el 35%. Pues bien, según la asociación de la industria eólica europea, WindEurope, la diferencia entre un Objetivo 27 -que el 27% de la energía que consuma la UE en 2030 sea de origen renovable (ese es el objetivo que proponía el ministro Nadal del Gobierno Rajoy)- y un Objetivo 35 (objetivo defendido por la ministra Ribera del Gobierno Sánchez) es más que considerable: inversiones por valor de 92.000 millones de euros y la creación de 132.000 puestos de trabajo. Fuente : Energía Renovable.
132.000 puestos de trabajo... en el aire

El jefe de Política de WindEurope, Pierre Tardieu, ha sido muy claro en sus manifestaciones: “hemos llegado a la hora de la verdad [en las negociaciones de la nueva Directiva de Energías Renovables] y todavía hay mucho en el aire. Debemos presionar duro para alcanzar el Objetivo del 35% de energías renovables”. Y, en ese sentido, las cosas son hoy muy distintas a como eran hace tan solo unos días, según Tardieu: “tenemos una oportunidad muy clara en esta dirección [la del 35], habida cuenta de que los nuevos gobiernos de España e Italia podrían ponerse de ese lado de la balanza [el del 35]. 132.000 empleos y 92.000 millones de euros en inversiones eólicas dependen de ello”.

La Unión Europea enfila hoy la recta final del largo periplo legislativo que emprendió en 2014 y ha de conducir a la nueva Directiva de Energías Renovables Horizonte 2030, esa que establecerá uno u otro objetivo (o alguno intermedio). Y la potente asociación de la industria eólica europea, WindEurope, avisa con nitidez: si Bruselas no es lo suficientemente ambiciosa, la Unión podría perder inversiones por valor de 92.000 millones de euros y la consecuente creación de 132.000 nuevos puestos de trabajo en el sector. Esa es la diferencia -concreta la asociación en un comunicado- entre el 27 y el 35%.

WindEurope también apela al legislador para que atienda a la que considera otra de las claves del futuro de las energías renovables: las Garantías de Origen. Según la asociación de la industria europea, “la Directiva debe preservar la integridad del sistema de Garantías de Origen actualmente existente”. En ese sentido, WindEurope apuesta por facilitar la implementación de los nuevos modelos de negocio, como los contratos bilaterales de compraventa de electricidad renovable, que, según la industria eólica europea, “refuerzan la trazabilidad” del suministro de energía limpia que dan esas Garantías.

El Consejo y el Parlamento europeos prácticamente ya han alcanzado un acuerdo sobre las futuras subastas de renovables, que deben ser específicas para cada tecnología, según demanda la mayoría de los actores del sector de las energías renovables europeas. Este principio -dice WindEurope en su comunicado- debe quedar ahora “claramente consagrado” en la nueva Directiva de Energías Renovables. Según la asociación, ello permitirá a los inversores elaborar con la suficiente visibilidad y certidumbre sus hojas de ruta, lo que irá en beneficio (para el sector) de la reducción de costes y, consecuentemente, en beneficio de la sociedad, que pagará un precio más ajustado por la transición energética.

Francesa total apuesta por un futuro provisorio en inversiones en energía solar en Chile

11 Junio, 2018 at 2:53 pm

Las inversiones en energía solar en Chile llegaron para quedarse. Todos los indicadores lo confirman.

La francesa Total hoy nos entrega noticias. En efecto, la filial de energía solar de la firma está incursionando en otros segmentos eléctricos, enfocados a proyectos de menores magnitudes que están más cerca de los consumidores finales. Apuestan por seguir creciendo en el país, pese a los malos momentos vividos cuando llegaron a Chile, en 2014. Esto, porque hoy, indica Martin Rocher, el crecimiento de la energía renovable está siendo “más sostenible y previsible”.

En Pulso se dan importantes antecedentes al respecto. Con una visión mucho más optimista sobre el crecimiento del sector energético está hoy la gigante francesa Total. La firma, que en Chile está impulsando su filial de energía renovable, dejó atrás la mala experiencia vivida los últimos años, sobre todo el 2015, cuando varias empresas renovables del norte del país tuvieron que botar energía ante los problemas de congestión que vivía el sistema eléctrico, en ese minuto aún sin su interconexión.

La situación de sobreoferta de generación solar fue tal, que incluso los costos marginales del sistema, es decir, el valor al que se transa la energía entre los grandes consumidores, llegó a comercializarse en algunas horas del día a niveles cero.

Para Martin Rocher, gerente general para Chile de Total Nuevas Energías (NE), la situación de aquellos tiempos se debía a la falta de planificación del crecimiento de la matriz energética debido al fuerte y rápido protagonismo que tomaron las energías verdes. “Al momento de invertir los primeros proyectos en Chile, no se conocían las condiciones de operación, dado el crecimiento fuerte de la energía renovable y el desfase con la construcción de las nuevas líneas de transmisión”, indica.

 

Recalca que ese episodio, hoy superado en parte gracias a la línea que une el Sistema Interconectado del Norte Grande con el Sistema Central (SIC) inaugurada en noviembre de 2017, “llama o apela a que haya una mayor planificación en el futuro y salir de aquello que es positivo para evitar que se produzca de nuevo”, dice el ejecutivo.

Destaca que actualmente en la industria hay un desarrollo “mucho más sostenible y previsible”, y añade que también “se van a anticipar mucho más las necesidades de transporte de la capacidad adicional en el futuro”.

[VEA TAMBIÉN: Sector energía apuesta por aumento en demanda e instalación de renovables]

Facilitador

También lee con optimismo los mensajes que el gobierno de Sebastián Piñera está enviando respecto de potenciar las inversiones y destaca el anuncio que el Mandatario envió en la Cena de la Energía, el primer evento sectorial de su nuevo gobierno, donde indicó que se ampliará el rol del Ministerio de Energía en la Oficina de Grandes Proyectos.

Rocher es realista y señala que la oficina que lidera Juan José Obach en La Moneda “puede tener un efecto positivo, pero no cambiará el sistema completamente”. Agrega que el desarrollo de un proyecto de generación “es complejo” e involucra a muchas autoridades y, “a veces, simplemente falta coordinación y comunicación entre los procesos y alguien que tenga la visión global que vea la necesidad de conectar tal proyecto a tal fecha y analice los cuellos de botella”, describe Rocher.

Añade que “no espero nada más que eso: una persona que sin hacer mucho puede facilitar la ejecución de los proyectos”.

También ve con buenos ojos los cambios que el Ministerio del Medio Ambiente quiere realizar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), reformulación que la eléctrica encuentra “oportuna”.

“Valoramos que la autoridad vele por agilizar o simplificar los procesos de evaluación ambiental. Si bien el proyecto se encuentra en etapa de propuesta, creo que el espíritu del mismo es oportuno: definir plazos máximos y hacer eficientes los procesos una vez obtenida una resolución de calificación ambiental (RCA) sin dejar de lado la certeza jurídica, participación ciudadana y sobre todo la protección ambiental, que es lo relevante al momento de realizar una inversión”, indica.

Añade que la eliminación del Comité de Ministros y la incorporación de comisiones macrozonales ayudarán a agilizar la aprobación de los proyectos de inversión, pero recalca que es necesario que estén conformados por personas con experiencia en este tipo de decisiones. “Creemos que es relevante recoger la experiencia de los procesos pasados y que las comisiones macrozonales sean integradas por profesionales y autoridades con probada experiencia en las materias que se evalúan”, dice.

Nuevos segmentos

La firma inició su primer proyecto en Chile en 2014, con la planta solar PV Salvador, de 70 MW, y cuya inversión ascendió a US$ 200 millones. La compañía, además, cerró en 2016 un contrato con Colbún para desarrollar el mayor parque solar del país, de 200 MW, inversión que comenzará a desarrollarse durante 2019, y también cerró un contrato con Metro de Santiago para abastecer al tren subterráneo con energía renovable.

Y ahora la compañía está incursionando en proyectos de menor tamaño, vinculados con el autoconsumo y con brindar soluciones energéticas a industrias ubicadas en la Región Metropolitana a través de los llamados Pequeños Medios de Generación Distribuida (PMGD).

“Nos parece interesante, porque busca un recurso solar fuerte y que se puede encontrar en la Región Metropolitana y que, además, tiene la economía de escala de un proyecto grande, se conecta a la red de manera directa y, por ende, no tiene un costo por transmisión, así que tiene las ventajas de ambos proyectos. Por eso, nos interesó y también porque se construyen en tiempos más cortos”, explica Martin Rocher.

También destaca que la nueva administración quiera aumentar con fuerza la presencia de la energía renovable en la matriz eléctrica. Actualmente, dice Rocher, existen 2 GW de energía solar instalados en el país, y para cumplir la meta de que el 70% de la energía sea verde hacia el año 2050 se aumentaría 10 veces la actual capacidad. Añade que en el país hay menos de 20 MW enfocados al autoconsumo o a net billing. “Es un mercado que miramos con mucho interés, porque el autoconsumo no existe en el país”, resalta.

Pese a eso, mira con atención los cambios que quiere impulsar la administración que lidera la ministra de Energía, Susana Jiménez, respecto de las modificaciones a la ley de generación distribuida para fomentar el autoconsumo, en específico en una indicación que eleva el límite de capacidad de instalaciones de generación distribuida desde 100 kW a 300 kW y que estos puedan recibir pagos por sus excedentes inyectados a la matriz energética, aunque con ciertas limitaciones. “Es importante que en esta discusión que hoy existe se mantenga la capacidad de vender sus excedentes a la red. Esto fomentaría este tipo de inversiones y, también, fomentaría la inversión”, indica el ejecutivo.

Chile aparece por primera vez en informe solar fotovoltaico anual de la  Agencia Internacional de Energía

10 Junio, 2018 at 3:12 pm

El desarrollo que ha alcanzado la energía solar en Chile ya llama la atención del mundo.

En Programa energía solar encontramos mayores antecedentes al respecto.

La energía fotovoltaica en Chile logró un importante desarrollo en los últimos años, transformándose en un potencial presente y futuro para la matriz energética del país. De ahí la importancia del reconocimiento de Chile y su liderazgo a nivel de Sudamérica, al aparecer por primera vez en el reporte anual que la Agencia Internacional de Energía realiza en torno a esta tecnología.

Stefan Nowak, Presidente del Programa Fotovoltaico de la Agencia Internacional de la Energía (IEA PVPS), asegura que la tecnología fotovoltaica ha experimentado un aumento sustancial en la competitividad de los países y tiene el crecimiento más rápido en el mundo. “En 2017, la tecnología fotovoltaica llegó a contribuir con el 2% de la generación de electricidad del mundo”, aseguró en la presentación del Reporte Anual 2017.

La publicación cada año analiza el estado de los mercados fotovoltaicos en los 32 países miembros, además del avance que tiene la tecnología en el mundo. En el reporte recién publicado, Chile apareció por primera vez, destacándose en la portada la planta “El Romero” de Acciona, que se ubica en la Región de Atacama.

Nowak además, destaca que nuestro país se haya integrado al organismo. “Con Chile convirtiéndose en un miembro de PVPS en 2017, IEA PVPS ahora tiene su primer participante de América del Sur y por lo tanto cubre los cinco continentes”, puntualizó.

En el reporte, Chile destaca por su avance en materia FV y se toman las cifras publicadas por organismos como la Comisión Nacional de Energía y el Ministerio de Energía.

 

Pese a Trump, grandes corporaciones de USA apuestan fuerte por las energías renovables

9 Junio, 2018 at 10:56 am

Tomamos este artículo del New York Times que da cuenta que a pesar de Trump, las grandes corporaciones norteamericanas siguen apostando fuerte por las energías renovables. Es interesante este movimiento que demuestra una vez más que las renovables no se detienen ni con la testadurez del primer mandatario de ese país.

 Cuando el presidente Trump anunció el 1 de junio del año pasado que Estados Unidos saldría del acuerdo climático de París, muchas de las corporaciones más grandes de Estados Unidos dijeron que honrarían el acuerdo de todos modos , y prometieron buscar energía más limpia y reducir las emisiones por su cuenta.

Un año después, hay un área donde esa promesa es muy visible : la energía renovable. Decenas de compañías Fortune 500, de gigantes tecnológicos como Apple y Google a Walmart y General Motors, invierten voluntariamente miles de millones de dólares en nuevos proyectos eólicos y solares para impulsar sus operaciones o compensar su uso de energía convencional, convirtiéndose en un importante impulsor del crecimiento de la electricidad renovable en los Estados Unidos.

“Definitivamente no se ve que las empresas reduzcan su apetito por las energías renovables bajo Trump; en todo caso, la demanda continúa creciendo”, dijo Malcolm Woolf, vicepresidente senior de políticas de Advanced Energy Economy , un grupo empresarial de energía limpia. “Y significa que muchas empresas de servicios públicos tienen que evolucionar cada vez más para satisfacer esta demanda”.

Sin embargo, una gran pregunta es si estos acuerdos corporativos renovables seguirán siendo un nicho de mercado relativamente pequeño, añadiendo algo de energía eólica y solar en los márgenes, pero sin afectar las emisiones globales, o si estas empresas pueden usar su influencia para transformar la red de Estados Unidos. y ayudar a marcar el comienzo de una nueva era de energía baja en carbono.

El año pasado en los Estados Unidos, 19 grandes corporaciones anunciaron acuerdos con proveedores de energía para construir 2,78 gigavatios en capacidad de generación eólica y solar , equivalente a una sexta parte de toda la capacidad renovable agregada a nivel nacional en 2017, según el Instituto de Rocky Mountain. Centro renovable. (Las propias compañías eléctricas agregaron gran parte del resto, a menudo en respuesta a los mandatos estatales ).

Esa tendencia parece estar acelerando. Las corporaciones ya han anunciado acuerdos por otros 2.48 gigavatios de energía eólica y solar en la primera mitad de 2018, cuando empresas como AT & T y Nestlé se unen en la búsqueda de energía más limpia para cumplir sus objetivos de sostenibilidad y aprovechar el costo cada vez menor de las energías renovables.

 
El parque eólico San Gorgonio Pass, cerca de Banning, Calif. CréditoBill Clark / Roll Call, a través de Getty Images

Estos acuerdos se han vuelto cada vez más sofisticados: las empresas incluso pueden hacer arreglos para pagar un nuevo parque eólico en un estado diferente, como Oklahoma, y ​​obtener créditos del proyecto, incluso si la electricidad va a otra persona. (Básicamente, el comprador está creando nueva energía eólica sin usarla directamente).

Pero estas grandes ofertas individuales pueden ser costosas y complicadas. Apple, por ejemplo, dispuso en 2015 pagar $ 848 millones en 25 años por la mayor parte de la electricidad de una gran granja solar en California construida por First Solar , mientras vendía el exceso a la red.

Si bien Apple ha dicho que espera ahorrar millones de dólares en el largo plazo, aún existe el riesgo de cualquier tipo de acuerdo. Y la compañía tuvo que crear su propia subsidiaria de energía y recibir aprobación federal para comercializar su exceso de energía, lo que no sería práctico para la mayoría de las pequeñas empresas.

Más allá del 100 por ciento renovable

Algunas compañías, más notablemente Google, ahora están lidiando con una pregunta aún más difícil: ¿qué pasa si simplemente comprar grandes cantidades de energía eólica y solar no es suficiente?

A fines de 2017, Google anunció que había comprado una cantidad de electricidad renovable equivalente a toda la potencia utilizada por sus centros de datos e instalaciones en todo el mundo. Apple logró un punto de referencia similar en abril, y otras compañías esperan seguirlo. …a pesar de Trump.