Popular Tags:
[Valid RSS]

Destacan a Chile como el cuarto país más atractivo del mundo para invertir en Energías Renovables no Convencionales

17 Julio, 2017 at 2:10 pm

Las condiciones climáticas y aún cierta certeza para materializar inversiones, son alguno de los factores que ponen a Chile como uno de los países más atractivos para invertir en Energías Renovables no Convencionales, según destaca el diario Pulso.

Estudio de Ernest Young  ubica al país sólo tras de Estados Unidos, China e India.

En el top 5 de países más atractivo para la inversión en fuentes renovables se ubicó Chile. Esto pese a las dificultades que están teniendo estas energías para rentabilizarse en Chile.

solar--1024x682-330x248

El estudio que elabora todos los años EY posicionó a Chile como el cuarto destino mundial más atractivo para invertir en energías renovables, después de Estados Unidos, China e India. La nueva posición de Chile implica un avance de cinco lugares en relación con el estudio de 2015 y treinta posiciones en relación con 2011.

El ranking se basa en fundamentos macroeconómicos, de demanda o imperativo energético, políticas y regulaciones, entrega de proyectos y potencial tecnológico, entre otros aspectos.

Definen límite de emisiones por persona para cumplir con Acuerdo de París

16 Julio, 2017 at 1:42 pm

Autor: Carlos González Isla

El calentamiento global sigue dando dolores de cabeza al planeta. Pero, qué pasa en Chile?
En La Tercera se publicó un interesante reportaje que da cuenta del problema.
Estimamos relevante darlo a conocer en nuestro portal.

Fuente: La tercera

Investigación de la U. de Chile dice que cuota per cápita no debe superar las 5 toneladas de CO2. Cálculo es una estimación de lo que queda por emitir para que temperatura no suba de 2 °C.

Estudio chileno define límite de emisiones por persona para cumplir con Acuerdo de París

La meta del Acuerdo de París, firmado en diciembre de 2015, es que la temperatura del planeta se sitúe bien por bajo los 2 °C respecto de los niveles preindustriales durante este siglo. Para lograr la meta, las emisiones de CO2 o dióxido de carbono que provocan el calentamiento global deben llegar a cero durante este siglo. Esto explica que países como Francia anunciaran este mes que en 2040 no se venderán más vehículos diésel o a gasolina o que Volvo decidiera fabricar solo autos eléctricos o híbridos a partir de 2019.

 

Hasta ahora, este pacto se ha debatido en conferencias mundiales, entre países y empresas, pero científicos chilenos quisieron aterrizarlo a nivel de las personas. En un estudio publicado en la revista Plos One, investigadores de la Universidad de Chile plantean que cada persona del planeta no debe emitir más de 5 toneladas de CO2, y para este nivel de emisiones, debiéramos alcanzar el nivel de cero aproximadamente el año 2040.

Hoy cada chileno emite en promedio 4,66 toneladas anuales, en EE.UU. la cifra es de 16,24 toneladas, y el promedio global de 2016 fue de 5,59 toneladas al año.

Pero ¿cuánto son 5 toneladas de CO2? La investigación señala, por ejemplo, que comprar auto nuevo genera entre 4,9 y 28,7 toneladas, y consumir un kilo de carne de vacuno a la semana 696 kg, lo que equivale al 13,9% de la cuota personal. En el caso de la carne no es por la cocción, sino por los cambios de uso de suelo, tala de bosques para la ganadería y emisiones de metano del ganado.

Alberto de la Fuente, académico del Departamento de Ingeniería Civil de la U. de Chile y primer autor de la investigación, explica que estudios previos determinaron que el calentamiento global depende de la masa total acumulada de CO2 emitida desde 1850, y no de la tasa o velocidad a la cual se emita en el futuro. Esto permite calcular cuánto CO2 queda por emitir para que la temperatura no supere los 2 °C y asignarle una cuota por personal.

De la Fuente explica que el tiempo disponible para alcanzar emisiones cero depende de la velocidad a la que disminuya el pedazo de “torta” de CO2 que queda por emitir. Un escenario realista es que ocurra en 2040, lo que concuerda con la hoja de ruta propuesta, entre otros, por la ex encargada climática de la ONU, Christiana Figueres, y que está disponible en internet (www.mission2020.global). “Es perfectamente factible (lograrlo), pero claro está que paso a paso, ya que recién estamos comenzando la maratón”, señala el experto.

Maisa Rojas, investigadora del Departamento de Geofísica de la U. de Chile y experta del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2), dice que cumplir con el Acuerdo de París y limitar el calentamiento del planeta a los 2 °C significa muy en concreto que en algún momento del siglo XXI el planeta entero sea neutral, es decir, que no se emitan más gases de efecto invernadero y de CO2 en particular”.

Rojas agrega que hay una cantidad finita de CO2 que se puede enviar a la atmósfera y que 5 toneladas es el máximo por persona. “Eso es el máximo que puedo emitir hoy día, pero eso tiene que desaparecer”, señala la investigadora.

En solo tres años, las energías renovables serán las más baratas del mundo

12 Julio, 2017 at 12:09 pm

Es una tendencia que juega a favor del mundo, también aunque en menor medida a atenuar los efectos del calentamiento global. Positiva noticia, qué duda cabe. Lo concreto es que las energías renovables siguen cayendo de precio.

En Energías Renovables    encontramos un interesante post que da cuenta de ello.

 

Lo transcribimos a continuación.

Pepa Mosquera

Las renovables van a convertirse en 2020 en las energías más baratas del mundo, y ni siquiera la política puede obstaculizar este hecho, tal y como explica Morgan Stanley en un nuevo informe del que se hacen eco diferentes medios, como Quartz. La tecnología, afirman los analistas de la consultora, va a solucionar un problema que los políticos han sido incapaces de resolver.
En solo tres años, las renovables serán las energías más baratas del mundo

“Simplemente, la energía renovable va a convertirse en la opción más barata”, señala Morgan Stanley. Y lo hará de forma rápida, añaden. “Proyectamos que para 2020, las energías renovables serán la forma más barata de generación de energía en todo el mundo”, dicen los analistas de la firma.

También esperan que a pesar de la intención declarada del presidente Trump de retirar a los Estados Unidos del acuerdo climático de París, “EEUU superará los objetivos del compromiso de París, con una reducción de entre el 26 y el 28% de sus emisiones de carbono para 2020”.

Así las cosas, según los pronósticos de la consultora, en la mayoría de los casos serán las renovables y no las políticas gubernamentales lo que “impulse los cambios en los niveles de emisiones de dióxido de carbono”.

Morgan Stanley subraya que el precio de los paneles solares ha caído más de un 50% entre 2016 y 2017. Y en los países con buenas condiciones meteorológicas, los costos asociados a la energía eólica ya son “entre la mitad y un tercio de los de las plantas de gas natural”. La innovación está detrás de estos logros, al incrementar la eficiencia de las células fotovoltaicas y al permitir desarrollar turbinas eólicas con palas más largas, lo que las hace más eficientes ya que la energía generable guarda una relación potencial con el área que cubren las palas.

Incluso en países como Australia, donde la política climática es hostil a las renovables, Morgan Stanley ve claras señales para ser optimista: “Prevemos que dentro de cuatro años, las renovables generarán aproximadamente el 28% de la energía en el país; en Australia del Sur (donde las políticas son mucho más favorables), el porcentaje llegará al 60%”.

Clara señal: Francia cerrará hasta 17 nucleares antes de 2025

9 Julio, 2017 at 1:09 pm

El ministro francés de Transición Ecológica y Solidaria, Nicolas Hulot, ha anunciado que su país cerrará hasta 17 reactores nucleares antes de 2025, para cumplir con el objetivo de bajar hasta el 50% el componente atómico en la generación de electricidad.

Francia cerrará hasta 17 nucleares antes de 2025

“Todo el mundo puede entender que para alcanzar ese objetivo se va a cerrar un número de reactores.  Quizá hasta 17, tenemos que mirarlo”, dijo el ministro en una entrevista a la emisora de radio RTL,, de ese país. de la que informa.
Hulot añadió que la “situación económica, social e incluso de seguridad muy diferente” de cada central será tenida en cuenta a la hora de planificar los cierres.

En el caso del carbón, Francia dejará de producir electricidad con ese combustible fósil  de aquí a 2022, lo que significa el cierre de centrales que ahora aportan un 5% del total. En cuanto a las energías renovables, el objetivo es subir su peso relativo al 32 % en 2030. El plan climático francés para este quinquenio, anunciado el pasado jueves, incluye también la prohibición de vender automóviles movidos por gasolina o diesel a partir de 2040.

En la actualidad, Francia obtiene en torno al 71-75% de la electricidad de centrales nucleares, según las ofrecidas por RTE. La hidráulica aporta el 14%, el gas e. 7%, el 4% la energía solar, un 3% es generado con eólica, el 1% con bioenergía y otro 1% con carbón

En total, hay 58 reactores nucleares en Francia, repartidos en 19 centrales por todo el país. 34 de los reactores tienen una potencia de 900 megavatios y producen de media 500.000 MWh al mes, lo que corresponde al consumo de 400.000 hogares aproximadamente. Otros 20 reactores tienen una potencia instalada de 1.300 MW, cuatro 1.450 MW y hay otro en construcción en Flamanville, Canal de La Mancha, con una potencia prevista de 1.600 MW.

De todos estos reactores, 42 tienen más de 30 años y serán los primeros en entrar en la lista de candidatos al cierre. Otro dato que da cuenta del peso de la energía nuclear en Francia es que en torno a 220.000 personas trabajan en este sector, entre empleos directos e indirectos.  EDF es la compañía nacional de electricidad y el primer productor mundial de energía eléctrica de origen nuclear.

Intensificar el uso de las energías renovables ayuda a contrarrestar efectos del cambio climático

6 Julio, 2017 at 5:57 pm

El cambio climático representa una amenaza a largo plazo global, ante el impacto catastrófico que tendría la aceleración de las tendencias de calentamiento global para millones de personas. Cada vez hay más evidencia del impacto de las altas temperaturas sobre la producción de alimentos, y la elevación del nivel del mar, que puede terminar inundando zonas que en la actualidad están habitadas. Los científicos atribuyen esas observaciones a una concentración creciente de gases de efecto invernadero (GHG) en la atmósfera.

Estos conceptos forman parte de un estudio realizado por Banca Responsable, que estimamos interesante dar a conocer.

La industrialización y actividad humana han estado ligadas a este incremento neto de emisiones de GHG, como consecuencia de la actividad agrícola, la quema de combustibles fósiles y la deforestación. El principal contribuyente del aumento de esta concentración es el CO2, cuyas emisiones anuales han aumentado cerca de un 80% entre 1970 y 2004, año en el que representaban casi un 77% de las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la actividad humana.

 

Cada vez es más acuciante tomar medidas urgentes, como indica el último estudio del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), según el cual, la tendencia decreciente de emisiones de CO2 por unidad de energía suministrada, que tuvo lugar entre 1970 y el año 2000, se tornó positiva a partir de esta fecha. Según este Organismo de las Naciones Unidas, para mantener el incremento de la temperatura media a largo plazo entre los 2 y 2,4º C, será necesario reducir en al menos un 50% las emisiones de carbono globales entre el año 2000 y 2050. Y podría tener que ser más. Los costes serán sustanciales: la Agencia Internacional de la Energía calcula que un escenario de reducción de emisiones del 50% requerirá una inversión de 46 billones de dólares hasta 2050.

El papel de los Gobiernos a la hora de proporcionar planes estratégicos multilaterales es esencial, como consecuencia de la creciente demanda global de energía prevista por una clase media en auge en los mercados emergentes. La quema de combustibles fósiles para la generación de energía es la principal fuente de emisiones de CO2, y por eso, gobiernos y empresas privadas están centrando sus esfuerzos en incrementar el porcentaje de fuentes renovables en la generación de electricidad, preparándose para un futuro bajo en carbono. Y esta apuesta está empezando a ser decidida tanto en países desarrollados como emergentes.

El futuro de las energías renovables es prometedor. Según el informe especial sobre fuentes de energía renovable del IPCC de 2011, las renovables tienen un “enorme potencial mitigante de las emisiones GHG”. A pesar de los esfuerzos por parte de Estados Unidos y Europa por recuperarse de la actual crisis financiera, la inversión mundial en energías renovables ha continuado aumentando a medida que China ha entrado en la arena. El sector privado y las empresas energéticas no se han mantenido precisamente al margen, ayudadas por los estímulos que los gobiernos han ofrecido subsidios y fondos de estímulos.

BBVA apuesta de manera estratégica por la financiación y asesoramiento de operaciones de energías renovables, sector en el que es líder y donde sólo en 2010 ha financiado y asesorado la instalación de más de 4.500 MW; incrementando un 36% su inversión con respecto al año 2009.

En este proceso BBVA ha recibido los reconocimientos más prestigiosos del sector. En 2010 fue el asesor nº 1 del ranking global de Fusiones y Adquisiciones de Energías Renovables y recibió el premio de Bloomberg New Energy Finance por alcanzar la primera posición. Por su parte, la base de datos especializada Dealogic vuelve a destacar la fortaleza de BBVA en la financiación de proyectos de energías renovables en el primer semestre de 201. BBVA obtiene la segunda posición en este ranking, por su participación en la financiación de importantes proyectos en Europa, Asia y América. Por tipo de renovable, según la revista Infrastructure Journal, BBVA ocupa el tercer puesto global en energía eólica y lidera los rankings en energía termosolar y fotovoltaica.

Este artículo está incluido en el informe CDP Iberia Informe 2011. Pincha aquí para ver el informe completo.

Alerta global: el cambio climático podría desencadenar un colapso oceánico

3 Julio, 2017 at 5:17 pm

Pese a la mayor conciencia que existe respecto al cambio climático, el fenómeno sigue su sostenido avance.

Científicos de la Universidad Yale, Estados Unidos, sugirieron que uno de los sistemas de circulación oceánica más grandes del planeta no es estable y se debilitaría por el dióxido de carbono atmosférico a tal punto que dentro de unos 300 años llegaría a su fin. Cuáles pueden ser las consecuencias

Los especialistas arribaron a la conclusión de que el modelo actual sistemas de circulación oceánica del Atlántico es inestable (iStock)

Los especialistas arribaron a la conclusión de que el modelo actual sistemas de circulación oceánica del Atlántico es inestable.

La furia en su máxima expresión de los océanos golpea sin piedad contra el conglomerado de edificios, formando túneles acuáticos en las calles de Manhattan. Pasados unos días, las capas de nieve surgen y se apilan infinitamente, enterrando civilizaciones enteras. Eventualmente, el líquido se convierte en hielo y la vida como se conoce es amenazada por un congelamiento extremo, una era del hielo.

Este apocalíptico escenario se presenta en “El día después de mañana“, la película de ciencia ficción de 2004 dirigida por Roland Emmerich y protagonizada por Jake Gyllenhaal. Con un gran éxito en la taquilla, el filme retrata un futuro imaginado consecuente del calentamiento global acelerado. El impacto causado magnificó los debates relacionados al tema. Los especialistas pusieron en la mira su valor científico.

La insignia figura de la película que levantó los debates en la comunidad científica

La insignia figura de la película que levantó los debates en la comunidad científica

En la cinta, los desastres naturales catastróficos y el intenso enfriamiento ocurren debido a un colapso de una enorme corriente en el Océano Atlántico, una corriente que tiene una función vital para el clima: modera las temperaturas al norte del Ecuador. Entre las consecuencias de un evento de esa índole, América del Norte y Europa quedarían bajo el agua y se teñirían de blanco en cuestión de semanas.

Este terrorífico y ficticio escenario podría no ser tan descabellado. El largometraje puede funcionar como un aterrador espejo de una realidad futura. Es que de acuerdo a un reciente estudio a cargo de un grupo de científicos de la Universidad Yale (Connecticut, EE.UU.) uno de los sistemas de circulación oceánica más grandes del planeta no es tan estable como indican los actuales modelos meteorológicos.

Un zorro congelado que hallaron en la localidad de Baden-Württemberg, Alemania, refleja la gravedad de la ola polar que azota al Viejo Continente

Un zorro congelado que hallaron en la localidad de Baden-Württemberg, Alemania, refleja la gravedad de la ola polar que azota al Viejo Continente

La Circulación Atlántica Meridional de Retorno (AMOC, por sus siglas en inglés) es un sistema de aguas profundas por el que fluye el agua caliente, lo que contribuye a regular el clima de la Tierra. Según el esquema actual, que analiza el presupuesto de agua dulce con base en las observaciones, la AMOC puede disminuir en intensidad, pero después de ello se vuelve a recuperar.

Sin embargo, los especialistas estadounidenses retomaron la teoría, corrigiendo los márgenes de error del modelo y mostrando que la AMOC continuaría debilitándose, para dentro de aproximadamente 300 años llegar a su fin. La investigación, publicada en la revista Science Advances, arribó a estos resultados podría suceder debido a los cambios climáticos frutos de los aumentos drásticos del dióxido de carbono atmosférico.

La AMOC es responsable de llevar el calor oceánico hacia el norte, por lo que su normal funcionamiento tiene implicaciones significativas para el cambio climático regional y global. Aunque sin llegar a las extremas consecuencias que se aprecian en el filme, los especialistas destacaron que un tipo de deficiencia en el sistema traería aparejado diversas derivaciones de suma peligrosidad, en especial para las regiones septentrionales.

La postal del faro congelado en St. Joseph, situado en la costa suroeste del lago Michigan (Joshua Nowicki/AP)

La postal del faro congelado en St. Joseph, situado en la costa suroeste del lago Michigan (Joshua Nowicki/AP)

Se presentaría un importante enfriamiento sobre el norte de las zonas del Atlántico Norte y las áreas cercanas; el hielo marino aumentaría y se extendería en los mares de Groenlandia, Islandia y Noruega; se produciría una migración hacia el sur por la lluvia significativa de la correa sobre el Atlántico tropical. Obviamente, el hemisferio norte sería el más afectado.

“Pudimos mostrar que la posibilidad del colapso de la AMOC como consecuencia del calentamiento global fue subestimada. Nuestros resultados ponen de manifiesto la necesidad de desarrollar indicadores dinámicos para restringir los modelos y la importancia de reducir los sesgos modelo de proyección climática a largo plazo”, afirmaron los investigadores, liderados por Wei Liu.