Histórico : En Chile no se construirán más centrales a carbón

18 Noviembre, 2018 at 10:52 am


El acuerdo firmado entre el Gobierno y las generadoras eléctricas para no construir nuevas centrales a carbón, junto a un mercado que se inclina cada vez más por las ERNC, sentaría las bases que podrían llevar al país a contar con una matriz energética totalmente renovable al 2050.

El viernes 23 de noviembre culminó la edición 2018 de la ExpoERNC, y lo hizo poniendo en el centro de la discusión, de la mano de un panel de expertos, el tema de la transición energética y la descarbonización, con miras a un Chile 100% renovable.

Durante la jornada final, Soledad Palma, coordinadora de proyectos para la Estrategia Climática de Largo Plazo del Ministerio del Medio Ambiente; Nicola Borregaard, representante de Iniciativa Futuro de la Energía; Javier Bustos, jefe de la División de Prospección y Política Energética del Ministerio de Energía; Carlos Finat, director ejecutivo de ACERA; y Alejandro Heilbron, head of Strategic Services en BHP, moderados por Raúl Sohr, periodista y analista político, analizaron el proceso que está viviendo el país en materia energética y cuán positivos se encuentran con respecto a lograr la meta de que en 2050 al menos un 70% de la matriz energética corresponda a fuentes renovables.

Pero dar un giro hacia las ERNC no sólo implica aumentar su penetración, sino también involucrarse en un complejo proceso de transición que permita dejar atrás las centrales a carbón, lo que a su vez requiere de una adecuada gestión para manejar de la mejor manera posible los impactos económicos, sociales y ambientales que esto conlleva.

“El cierre tiene que ser programado y controlado porque de otra manera probablemente se van a producir inconvenientes, tanto desde el punto de vista técnico como económico. Pensamos que ese cierre no necesita esperar hasta el año 2050, se puede hacer antes, tal vez una fecha concreta puede ser entre 2030 o 2035, ya que hay muchas consideraciones financieras de por medio, pero al menos desde el punto de vista técnico ese plazo es posible”, señaló a El Dínamo, Carlos Finat, director ejecutivo de ACERA.

Y es que para los más positivos el escenario está dado para lograr un Chile 100% renovable al 2050. Esto, gracias a acciones concretas en esa línea, tal como fue la firma –en enero de este año- de un acuerdo entre el Gobierno y las generadoras eléctricas para no construir más centrales a carbón, con el fin de privilegiar el incremento de otras fuentes energéticas, como son las renovables y el gas natural.

“La disposición a discutir la materia está y eso es muy valorable. Hace 10 años esto habría sido impensado. Se están tomando medidas, y si vemos los países en el mundo que están presentando este tema son contados con los dedos, tal vez el caso más parecido puede ser Alemania. Chile viene siendo hace tiempo líder en la región en el sector eléctrico, con toda la regulación y la revolución que significó la incorporación de las ERNC es un caso de éxito a nivel mundial. Tenemos muy buenos recursos, una economía abierta y estable que además atrae inversionistas, eso hace un conjunto potente”, destacó Finat.

Este optimismo también lo comparte Alejandro Heilbron, head of Strategic Services en BHP, quien al referirse a las iniciativas que están implementando en la empresa de recursos naturales afirmó que “en Chile creo que podemos llegar a cero emisiones al 2050, y tal vez mucho antes, y todo se está alineando para que eso se dé. Nosotros en particular en BHP, desde hace varios años hemos venido viendo esto con mucho cuidado y hemos acelerado el compromiso de transición. En relación a la fuente de energía que consumimos, yo creo que en los últimos 5 o 6 años el fenómeno de las energías renovables en Chile ha sido potente. Nosotros creemos que podemos llegar en la década que viene a un suministro completamente verde”.

Es que los esfuerzos al menos se están haciendo, y así lo refleja la entrada en plena marcha del proceso de descarbonización. “Éste se inició con el acuerdo con las cuatro empresas que tienen centrales a carbón (AES Gener, Colbún, Enel y Engie) para no instalar nuevas, y al mismo tiempo, con sentarse a conversar las condiciones que serían necesarias para el retiro de las centrales a carbón existentes”, resaltó Javier Bustos, jefe de la División de Prospección y Política Energética del Ministerio de Energía.

El representante del Ministerio de Energía además relató que “hemos visto evidencia internacional, hemos analizado los impactos en la calidad del aire, los impactos en la seguridad en el sistema eléctrico, en variables ambientales, sociales y las alternativas tecnológicas de reconversión para ver qué vamos a hacer con esa infraestructura. Y estamos ad portas de ver en la última reunión de este año el impacto en el empleo”.

Actualmente, el carbón representa más del 40% de la generación eléctrica del país. Sin embargo, anuncios como el de la empresa Engie, de cerrar dos centrales en Tocopilla durante los próximos meses, prometen cambiar el panorama energético de Chile –al parecer- en un cada vez más corto plazo.

fuente: El Dínamo