General Motors cambia chips y renace de las cenizas gracias a las energía solar para sus plantas

18 Agosto, 2009 at 2:12 pm


General Motors  no sólo da malas noticias a raíz de la crisis. Esta es una muy buena noticia y dice relación con la energía renovable.

De la energía solar: General Motors ha promovido un  programa medioambiental que terminará con la azotea dotada de paneles solares que será la más grande del mundo y   el Gobierno de Aragón, España auspicia esa iniciativa.

Según la General Motors el despliegue será el tamaño de 12 MW y cubrirá dos millones de pies cuadrados de 85,000 paneles. Es esperado que la instalación es completada este otoño. El espacio para el proyecto será alquilado por el General Motors a la compañía  Veolia Environment and Clairvoyant Energy,, quiénes la hacen funcionar y realizan la mantiención.  Según la General Motors este proyecto apunta a reducir los gastos, y simultáneamente suministrar  energía a la red de electricidad local.

General Motors ya funciona con paneles solares en dos de sus depósitos en California, que proporcionan hasta el 50 % de la electricidad usada en sus plantas.

El despliegue solar más grande y líder en USA es el Centro de Convención de la Ciudad de Atlanta, con aproximadamente 2.36 megavatios.

Anotación de Gstriatum

Más sobre esa apuesta estratégica.

Los datos hablan por si solos. Sobre una extensión de 320.000 metros cuadrados, similar a 42 campos de fútbol, desde hace meses se colocan 85.000 paneles con una superficie activa fotovoltaica de 183.000 metros cuadrados, equivalente a 539 kilómetros de cables.

La iniciativa llega en un momento en el que GM atraviesa por serias dificultades en EEUU, donde ha registrado pérdidas y anuncia recortes de puestos de trabajo. La planta solar es una apuesta de GM Europa por la eficiencia y las energías renovables. Tiene como compañeros de viaje, además del Gobierno de Aragón, con una participación simbólica del 1%, al gigante francés de servicios medioambientales Veolia Environnemente, que entra en España en el sector de las energías renovables por la puerta grande, y al grupo estadounidense Clainvoyant Energy.

El proyecto cuenta con una inversión de 50 millones de euros y entrará en funcionamiento a finales del próximo mes de septiembre.Para Veolia supone su primer paso en España dentro de la energía solar fotovoltaica. La empresa francesa, que es líder mundial en el tratamiento de aguas, ya posee una división dedicada a este segmento en nuestro país.

Además, Veolia se ha garantizado la colaboración de un socio tecnológico estadounidense que participa en el desarrollo del proyecto. Consolida así su nicho de mercado, claramente asentado en Europa, pues el 80% de los ingresos en 2007 se concentró en el Viejo Continente.

La nueva planta permite a España seguir avanzando en el desarrollo de la energía solar que, pese a las magníficas condiciones para su desarrollo, ni siquiera cubre el 0,1% de las necesidades energéticas del país.

La instalación será propiedad de GM y estará gestionada por la alianza compuesta por Veolia, Clainvoyant y el Gobierno de Aragón.La energía eléctrica que genere será vertida a la red eléctrica y comprada por Endesa, con la que se ha firmado un convenio por 25 años. Al precio actual del kilovatio se calcula una facturación de unos 6,6 millones de euros al año.

El presidente de GM Europa, Carl-Peter Foster, aseguró el día de la presentación del proyecto en Zaragoza que la instalación solar se integra en la política de sostenibilidad de la multinacional del automóvil. Beneficiará al medio ambiente y a la fábrica porque, dijo, «reducirá costes de producción, ya que proporcionará electricidad a nuestros vehículos».

«Se trata de un elemento para preservar el empleo en Zaragoza porque España ya no es un país de bajo coste laboral. En un entorno tan competitivo, ésta es una manera de hacer más eficiente la fábrica», apuntó.

La instalación ha sido diseñada por Veolia y Clairvoyant en Detroit y asegurará una reducción anual de emisiones de CO2 de 6.700 toneladas. Foster destacó: «Este proyecto está vinculado a una estrategia más amplia que apoya los vehículos eléctricos de autonomía extendida y el empleo de energías alternativas de propulsión».

La meta es producir en serie vehículos de automoción extendida en 2010 en Estados Unidos y poco después en Europa. «Estamos convencidos de que el futuro coche será eléctrico».

Por ahora, GM cuenta con una flota de 190 vehículos propulsados por hidrógeno con los que está llevando a cabo una fase piloto.En este sentido, Foster no descartó que el futuro coche de hidrógeno, en el que investiga Aragón a través de una fundación, se pueda producir en la factoría de Figueruelas.