Fomento y estudios para su aplicación en el país:el futuro de las energías renovables no convencionales pasa por Chile


Las noticias relacionadas con el avance de las energías renovables en el mundo y especialmente en nuestro país avanzan a pasos acelerados. Una serie de fenómenos ayudan a acelerar esta tendencia.Entre ellos una mayor conciencia sobre la amenaza del cambio climático, pero también un aspecto económico: cada día los paneles y areogeneradores son más baratos.

En Economista América encontramos un excelente post que estimamos relevante reproducir.

sol panel

“Hemos conocido en fecha reciente el programa de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) relacionado con las energías renovables no convencionales (ERNC), que lleva por título “Desarrollo de tecnologías de energía solar fotovoltaica para climas desérticos y alta radiación”.

Tiene como objetivo “adaptar y/o desarrollar tecnologías de energía solar fotovoltaica que respondan de una mejor manera a las condiciones particulares de zonas desérticas y alta radiación, en cuanto a durabilidad y rendimientos esperados que reduzcan el costo nivelado de la energía a una meta de 25 USD/MWh al año 2025, poniendo especial énfasis en el desarrollo y fortalecimiento de proveedores locales para crear un tejido industrial sofisticado orientado a la provisión de bienes y servicios en Chile y el extranjero”.

Está dirigido a personas jurídicas, que pueden ser públicas o privadas, con o sin fines de lucro, constituidas en Chile (los socios pueden ser extranjeros), que dispongan de aptitudes técnicas de gestión tecnológicas y propiedad intelectual. Además, se precisa ser un referente tecnológico en el sector estratégico, poseer experiencia en la gestión o ejecución de proyectos de base tecnológica, etc., indica la presentación.

¿Qué ayuda entrega?

Suena muy interesante. Cofinancia hasta el 70% del costo total del proyecto adjudicado y un tope máximo de entre 11 y 12 millones de euros, bajo la modalidad de subsidio no reembolsable.

Los solicitantes deben considerar las siguientes líneas de trabajo asociadas a proyectos de la cartera:

– Iniciar una dinámica asociativa entre empresas y centros tecnológicos focalizados en la investigación aplicada de sistemas fotovoltaicos para zonas desérticas de altos niveles de radiación.

– Desarrollar un portafolio de proyectos de I+D aplicada e innovación en tecnologías solares fotovoltaicas.

– Desarrollar una estrategia de fortalecimiento de proveedores locales, especialmente a los de vocación exportadora.

– Potenciar capacidades locales de I+D+i y capital humano en energía solar fotovoltaica.

– Desarrollar una estrategia de comunicación y marketing.

– Generar modelo de gestión.

¿Qué aporte exige? Requiere del compromiso por parte de las entidades participantes para ejecutarse. El aporte mínimo (incluyendo pecuniarios y no pecuniarios) debe ser de al menos un 30% del costo total. En particular, el aporte monetario deberá ser de al menos de un 20% del costo total del programa. El plazo de duración no podrá superar los 10 años.

¿Qué se financia? Todas aquellas actividades como: equipamiento conducente a la realización de investigación aplicada, desarrollo, transferencia de tecnología, innovación y emprendimiento; adecuación o construcción de infraestructura; actividades relacionadas con el gerenciamiento, operación, administración y gestión del programa y actividades relacionadas a la ejecución del portafolio de proyectos, entre otras. Hasta aquí la ficha.

Los animamos a participar, existen aristas muy interesantes, sobre todo para la industria auxiliar. Chile se ha propuesto ser un referente en Latinoamérica, dentro de las ERNC.

Quienes no conocen Chile deben saber su condición de laboratorio natural para muchos sectores, uno de los cuales son las llamadas energías del futuro. El país marcha a la vanguardia en las políticas e incentivos para el desarrollo de nuevas tecnologías para la energía sostenible, en un entorno único en la tierra. Cuenta con la mejor radiación solar del orbe y 4.000 horas de sol al año en el Norte Grande. Un gran potencial eólico y parques en funcionamiento se despliegan entre las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Biobío, Los Lagos y Magallanes. Dispone de más de 6.000 kilómetros de costa para el desarrollo de energías del mar. Los ríos del centro y sur le otorgan un potencial hidroeléctrico de 11 GW y el cordón cordillerano de Los Andes, entrega una importante capacidad geotérmica y de biomasa en la zona sur de Chile.

Una cosa es cierta, las ERNC están poco a poco transformando la malla energética de muchas naciones esparcidas por todo el globo. Las tecnologías empleadas avanzan a pasos agigantados haciendo más fácil y asequible su desarrollo. Chile no es ajeno a esto, es más, observamos un compromiso total con las ERNC. Como meta se ha impuesto por ley alcanzar un 70% en energías limpias en su matriz para el 2050, aunque hay quienes afirman la factibilidad de llegar al 100%, incluso antes de esa fecha.

Tomás Pablo Roa es presidente ejecutivo de Wolf y Pablo Consultores, S. L.