Eléctricas tradicionales estiman que meta de energías renovables no convencionales del gobierno puede ser muy alta

26 Septiembre, 2010 at 10:46 am


Que el país requiere respuestas energéticas es una verdad que no admite mayores cuestionamientos. Pero no a cualquier precio. Eso lo saben bien la gente de Suez, cuya planta termoeléctrica en Barrancones fue desestimada. Ver aquí…

Sin embargo el lobby desplegado por las empresas eléctricas sigue fuerte. Más allá de que éstas hicieron la nueva ley energética a su medida, tienen reparos respecto a las renovables.

El Bicentenario encuentra a CGE -ligada a las familias Marín, Pérez Cruz y Hornauer- en pie de crecer. Uno de los mayores grupos energéticos del país, con presencia en distribución, generación y transmisión, y con fichas puestas en los combustibles con su filial Gasco y su coligada Metrogas, tiene planes en distintos sectores y está listo para aprovechar las oportunidades que vienen de la mano del desarrollo del país.

Pablo Guarda, gerente general de este grupo, cuyo valor en Bolsa supera los US$2.600 millones, cree que si hay que “cuadruplicar la actual capacidad de generación en 20 años”, se “requieren certezas para el inversionista”. Lo dice en el contexto del episodio de la central Barrancones en Punta de Choros, que el Presidente Piñera pidió a GDF Suez relocalizar, aunque subraya que esa fue “una situación excepcional”.

El país tiene altas tarifas eléctricas. ¿Cuánto pueden subir con una matriz con 20% de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) en 2020, como quiere el gobierno?
Si no queremos ni hídrico, ni térmico, ni nuclear, mejor no conversemos. ¿Para qué decir lo evidente, que si las panaderías se cierran, no habrá pan? El ministro de Energía lo ha dicho claramente: si la oferta no acompaña la demanda o si la oferta se restringe a fuentes de generación de muy alto costo, es evidente que los precios van a subir. Y respaldamos esa visión. Para que este país cuente con la electricidad que necesita para llegar al desarrollo, necesitamos el máximo uso responsable, respetuoso del medioambiente y económico de los recursos naturales: hidroelectricidad, biomasa, eólico, solar, geotermia y mareomotriz.

¿Cuáles son competitivas?
La hidroelectricidad y la biomasa. La eólica se está acercando, la solar es mucho más cara, la geotermia también, y falta desarrollar la mareomotriz. Aún desarrollando al máximo posible toda la hidroelectricidad que el país pueda, no será suficiente y se tendrá que generar sobre la base de termoelectricidad, a gas y carbón.

¿Cuál es el papel de las ERNC?
Este país tiene una composición de energías renovables muy alta, por la hidroelectricidad. El apellido “No Convencional” hace que las metas que nos demos sean difíciles de cumplir o lo hagamos a costos muy altos. En este club de “No Convencional” tenemos energías muy caras e hidroeléctricas demasiado pequeñas, pudiendo sub utilizar algunos cursos de agua. Varias ERNC, y en particular la solar y la eólica, no garantizan la seguridad del suministro y requieren que una parte significativa del día una central convencional esté proporcionando la energía que esta central no puede entregar.

¿Qué tanto respaldo necesitan?
Si yo tengo 100 megawatts (MW)  y quería 20 MW de ERNC, tengo que poner otros 100 MW más para lograrlo. Es decir, con las ERNC  hay que duplicar la capacidad instalada. Se necesitarían cinco molinos por cada uno equivalente de energía, porque el factor de planta es cercano al 20%. ¿¿¿¿ Que es factor planta????

Afortunadamente, la hidroelectricidad es renovable y la energía hidroeléctrica de bajo de 40 MW está premiada en Chile con el apellido

“No Convencional”.
¿Qué efectos tendrá esto en la competitividad de las empresas?

Empecinarse en una cifra de ERNC significará lo que estamos viendo en España. Quisieron ser líderes en capacidad instalada eólica y lo lograron, pero la comunidad se dio cuenta con cinco o seis años de desfase del costo que eso implicaba. Y ahora la comunidad está diciendo “ya no quiero”, “si yo hubiera sabido, no querría”. Y otros dicen: “mira, yo nunca supe”. Otra cosa importante, en España una parte del costo de la ERNC estaba en la boleta, a la vista, y el resto era vía subsidios, que lo pagan todos.  Por eso, empecinarse en lograr la meta puede hacer que tengamos una energía más cara que afecte nuestra competitividad.

La energía nuclear
¿Creen que se debe desarrollar en Chile la energía nuclear?

La generación nuclear por fisión atómica debe estudiarse en serio y estamos participando en las encuestas, entrevistas y estudios que la autoridad realiza. Si se determina hacerlo, consideraríamos seriamente participar ahí también. Esta es una alternativa competitiva en el costo total con la energía de base.

¿Pese a que es muy caro?
El típico desarrollo de esta energía convoca a una serie de actores, privados y estatales. Es muy probable que el modelo que se haga en Chile, cuando se inicie la inversión en centrales nucleares, sea parecido a lo que hicimos en el GNL Quintero, donde una compañía pública (Enap) se asoció con privados (Endesa y Metrogas, ligada a CGE), hubo una decisión país y una gran inversión.

¿Y qué opina de la interconexión entre el SING y SIC?
Nos parece necesario y valoramos que el gobierno estudie las condiciones para una interconexión del SING y SIC. Contaríamos con reservas de energía; les daríamos acceso a los grandes actores mineros a electricidad más verde y por último, es más favorable la interconexión si hemos encontrado una manera inteligente y consensuada para desarrollar la hidroelectricidad de Aysén.

¿También hace más viable la energía nuclear?
Sí, porque en un sistema eléctrico es imposible que haya un consumidor o un generador demasiado grande, porque hay riesgos de blackouts. Si “salta” una minera inmensa, las generadoras se aceleran y hay blackouts. En el otro extremo, si una central muy grande se desconecta, no hay luz para todos y blackouts. En un sistema de nueve mil MW como sería si sumamos el SING y SIC, incorporar una nuclear de unos 600 MW es más viable técnicamente, porque el sistema no se altera si entra o sale esta planta.

Vender gas a Argentina
Esta semana Argentina se abrió a la posibilidad de comprar gas a Chile. ¿Qué le parece?

Los países deben avanzar en una integración energética responsable, cumplible y con rendición de cuentas. Hoy no están dadas las certezas. Si las tuviéramos, evidentemente, estaríamos pensando en usar la buena red existente de gasoductos, por ejemplo, para llevar el GNL de Quintero a Talcahuano, por Argentina, y pensaríamos en traer la línea de HidroAysén al centro de Chile por Argentina. Lo lamento, pero no están dadas las condiciones para ello, porque los contratos y protocolos que están vigentes no se han cumplido.

Si Argentina les pide a ustedes, como GNL Quintero, que les vendan gas, ¿qué harían?
La venta de gas a Argentina es factible técnicamente. Basta que cobremos por anticipado.