Estado actual de la energía en Chile y su futuro, la importancia de las ERNC

3 Junio, 2018 at 1:55 pm


 

Desde que nos levantamos hasta que realizamos la última actividad del día e, incluso, mientras dormimos, utilizamos energía. Las calles y nuestros hogares están iluminados gracias a su existencia y desarrollo. Lo mismo sucede con los sistemas computacionales en las oficinas, el agua caliente que usamos para darnos duchas o lavar ropa, el sistema de semáforos y GPS en el transporte público, el combustible que permite el desplazamiento de automóviles y el encendido constante de electrodomésticos como el refrigerador, entre otros cientos de fines que requieren consumo energético para funcionar.

Es probable que esta realidad no resulte sorprendente porque estamos acostumbrados a que sea así, sin embargo, enterarnos de que Chile tiene un nivel de dependencia energética del 73% (2007) y que, actualmente, su consumo de energía per cápita equivale a casi el doble del promedio del resto de Latinoamérica es una señal clara que podría utilizarse como motivación para comenzar a hacer cambios con respecto al uso eficiente de la energía y el ahorro energético.

La buena noticia es que, recientemente, se abrió una gran oportunidad para darle un giro a la situación energética de nuestro país y transformarla en una mucho más eficiente¿Cómo? Hace menos de 2 semanas, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, firmó el Decreto Supremo que aprueba la nueva estrategia para el sector energético chileno: “Energía 2050”. Eso sí, es importante tener claro que esta iniciativa es a largo plazo y, por lo mismo, siguen siendo necesarias las medidas de eficiencia energética que adopten los chilenos en su día a día.

“HOJA DE RUTA 2050” Y SUS METAS EN EFICIENCIA ENERGÉTICA

La nueva estrategia energética “Energía 2050” fue plasmada en el documento Hoja de Ruta 2050 donde se especifican los objetivos, lineamientos estratégicos y planes de acción para alcanzar dichas metas en Chile durante los próximos 35 años. Dentro de los focos a desarrollar destaca el uso eficiente de la energía y cultura energética, aspecto que pretende que los usuarios finales de la energía sean más responsables, eficientes y conscientes con respecto a su buena utilización y, por supuesto, estén bien informados. La pregunta que surge es ¿cómo se lograrían dichas metas?

● Promoviendo una política ambiciosa de eficiencia energética: el fin principal de esta acción es reducir en forma costo-efectiva el crecimiento de la demanda, disminuyendo así, impactos socioambientales, es decir, de alcanzarse mayores niveles de eficiencia energética, se evitarían entre 5GW y 11GW de nueva capacidad de generación al 2050.

Esta medida cobra aún más sentido cuando tomamos en cuenta que el consumo de energía eléctrica en Chile al 2050 se duplicaría y estaríamos consumiendo 70 TWh adicionales al año.

● Fomentando cambios conductuales en la sociedad sobre la producción y consumo sustentables de energía: una de las formas para alcanzar dicho propósito es fortalecer la normativa que impulse la adopción de tecnologías más eficientes para el uso y producción de la energía, junto con la creación de incentivos públicos y privados que entreguen recompensas por introducir medidas de eficiencia energética.

Actualmente y desde 2015, nuestra plataforma digital Top Ten Chile ofrece a todos los consumidores chilenos la oportunidad de informarse de manera neutral transparente acerca de los productos electrodomésticos y automóviles con mayor eficiencia energética del mercado nacional. Además, le entrega al usuario la posibilidad de generar su propia selección de productos, estableciendo como mejor al más eficiente. De esta forma, al momento de tomar una decisión de compra, el consumidor conoce los beneficios y desventajas de lo que va a adquirir.

 Impulsando una alta penetración de Energías Renovables en la matriz eléctrica: este objetivo plantea específicamente que para 2050, el 70% de la generación eléctrica de Chile provenga de energías renovables, especialmente la de tipo solar y eólica (más de 20 GW respectivamente).

 Conoce todos los detalles de esta nueva estrategia energética chilena en la Hoja de Ruta 2015.