Alerta global: el cambio climático podría desencadenar un colapso oceánico

3 Julio, 2017 at 5:17 pm

Pese a la mayor conciencia que existe respecto al cambio climático, el fenómeno sigue su sostenido avance.

Científicos de la Universidad Yale, Estados Unidos, sugirieron que uno de los sistemas de circulación oceánica más grandes del planeta no es estable y se debilitaría por el dióxido de carbono atmosférico a tal punto que dentro de unos 300 años llegaría a su fin. Cuáles pueden ser las consecuencias

Los especialistas arribaron a la conclusión de que el modelo actual sistemas de circulación oceánica del Atlántico es inestable (iStock)

Los especialistas arribaron a la conclusión de que el modelo actual sistemas de circulación oceánica del Atlántico es inestable.

La furia en su máxima expresión de los océanos golpea sin piedad contra el conglomerado de edificios, formando túneles acuáticos en las calles de Manhattan. Pasados unos días, las capas de nieve surgen y se apilan infinitamente, enterrando civilizaciones enteras. Eventualmente, el líquido se convierte en hielo y la vida como se conoce es amenazada por un congelamiento extremo, una era del hielo.

Este apocalíptico escenario se presenta en “El día después de mañana“, la película de ciencia ficción de 2004 dirigida por Roland Emmerich y protagonizada por Jake Gyllenhaal. Con un gran éxito en la taquilla, el filme retrata un futuro imaginado consecuente del calentamiento global acelerado. El impacto causado magnificó los debates relacionados al tema. Los especialistas pusieron en la mira su valor científico.

La insignia figura de la película que levantó los debates en la comunidad científica

La insignia figura de la película que levantó los debates en la comunidad científica

En la cinta, los desastres naturales catastróficos y el intenso enfriamiento ocurren debido a un colapso de una enorme corriente en el Océano Atlántico, una corriente que tiene una función vital para el clima: modera las temperaturas al norte del Ecuador. Entre las consecuencias de un evento de esa índole, América del Norte y Europa quedarían bajo el agua y se teñirían de blanco en cuestión de semanas.

Este terrorífico y ficticio escenario podría no ser tan descabellado. El largometraje puede funcionar como un aterrador espejo de una realidad futura. Es que de acuerdo a un reciente estudio a cargo de un grupo de científicos de la Universidad Yale (Connecticut, EE.UU.) uno de los sistemas de circulación oceánica más grandes del planeta no es tan estable como indican los actuales modelos meteorológicos.

Un zorro congelado que hallaron en la localidad de Baden-Württemberg, Alemania, refleja la gravedad de la ola polar que azota al Viejo Continente

Un zorro congelado que hallaron en la localidad de Baden-Württemberg, Alemania, refleja la gravedad de la ola polar que azota al Viejo Continente

La Circulación Atlántica Meridional de Retorno (AMOC, por sus siglas en inglés) es un sistema de aguas profundas por el que fluye el agua caliente, lo que contribuye a regular el clima de la Tierra. Según el esquema actual, que analiza el presupuesto de agua dulce con base en las observaciones, la AMOC puede disminuir en intensidad, pero después de ello se vuelve a recuperar.

Sin embargo, los especialistas estadounidenses retomaron la teoría, corrigiendo los márgenes de error del modelo y mostrando que la AMOC continuaría debilitándose, para dentro de aproximadamente 300 años llegar a su fin. La investigación, publicada en la revista Science Advances, arribó a estos resultados podría suceder debido a los cambios climáticos frutos de los aumentos drásticos del dióxido de carbono atmosférico.

La AMOC es responsable de llevar el calor oceánico hacia el norte, por lo que su normal funcionamiento tiene implicaciones significativas para el cambio climático regional y global. Aunque sin llegar a las extremas consecuencias que se aprecian en el filme, los especialistas destacaron que un tipo de deficiencia en el sistema traería aparejado diversas derivaciones de suma peligrosidad, en especial para las regiones septentrionales.

La postal del faro congelado en St. Joseph, situado en la costa suroeste del lago Michigan (Joshua Nowicki/AP)

La postal del faro congelado en St. Joseph, situado en la costa suroeste del lago Michigan (Joshua Nowicki/AP)

Se presentaría un importante enfriamiento sobre el norte de las zonas del Atlántico Norte y las áreas cercanas; el hielo marino aumentaría y se extendería en los mares de Groenlandia, Islandia y Noruega; se produciría una migración hacia el sur por la lluvia significativa de la correa sobre el Atlántico tropical. Obviamente, el hemisferio norte sería el más afectado.

“Pudimos mostrar que la posibilidad del colapso de la AMOC como consecuencia del calentamiento global fue subestimada. Nuestros resultados ponen de manifiesto la necesidad de desarrollar indicadores dinámicos para restringir los modelos y la importancia de reducir los sesgos modelo de proyección climática a largo plazo”, afirmaron los investigadores, liderados por Wei Liu.

Se puede realizar acciones concretas de baja nivel de dificultad para luchar contra el cambio climático

2 Octubre, 2015 at 11:49 am

 

Un estudio realizado en 24 países, entre ellos España, revela una nueva forma de implicar a la ciudadanía para que luche contra el cambio climático: que piense en los beneficios futuros de tener un planeta menos contaminado. La investigación refleja cómo el desarrollo económico y científico, junto a pertenecer a una sociedad más benévola son los factores que más motivan a los ciudadanos.

Pensar en positivo para luchar contra el cambio climático

La lucha contra el cambio climático ha dejado de ser prioritaria en muchos países, donde otras cuestiones como el desempleo, la corrupción o la crisis económica preocupan más a los ciudadanos. Un equipo internacional de científicos, que cuenta con la participación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), plantea una nueva estrategia para motivar a la población en esta lucha: hablar de los beneficios sociales y económicos que tendrá en el futuro una sociedad con menos contaminación, según informa el portal madri+d.

Para ello, realizaron entrevistas a más de 7.000 personas de 24 países, entre ellos España. “Hemos planteado a los participantes que piensen cómo será la sociedad en el futuro; si va a ser mejor o peor si no se actúa contra el cambio climático”, explica Juan Ignacio Aragonés, investigador de la facultad de Psicología de la UCM y uno de los autores del trabajo, que se publica en Nature Climate Change.

El modelo contempla cuatro dimensiones de beneficios futuros. En el plano social se encuadran cuestiones de desarrollo (económico o científico) y disfunciones (mayor contaminación o incremento de enfermedades), mientras que el plano personal –referido al carácter individual de cómo serían las personas en la sociedad futura– se encuentran la benevolencia y la aptitud.

Lo que más motiva
El desarrollo económico, el avance científico y ser una sociedad más solidaria (preocupada con su entorno y sus vecinos) fueron las variables que más motivaron a los participantes, en su mayoría estudiantes universitarios. No hubo diferencias entre las opiniones de hombres y mujeres.

“La creencia de que actuar contra el cambio climático promueve una comunidad más benevolente es un pensamiento universal que hemos encontrado en todos los países estudiados”, asegura Yoshihisa Kashima, investigador de la Universidad de Melbourne (Australia) y otro de los autores del trabajo.

Otra de las conclusiones de este trabajo es que los participantes reacios a la existencia del cambio climático también mostraron respuestas positivas cuando se planteaban los beneficios futuros de luchar contra el fenómeno.

Las entrevistas se realizaron entre junio de 2013 y julio de 2014, y se llevaron a cabo en 11 países con emisiones altas de carbono (Estados Unidos, Países Bajos, Rusia, Polonia, Alemania, Australia, China, Japón, Corea del Sur, Israel y Sudáfrica), nueve con emisiones medias (Reino Unido, Francia, España, Suecia, Noruega, Venezuela, México, Chile y Nueva Zelanda) y cuatro con emisiones bajas (Brasil, Suiza, Islandia y Ghana).

Estrategia para la Conferencia de París
“En lugar de intentar convencer a las personas de que se preocupen más por el cambio climático, quizás actuarían si su mitigación produjera otros beneficios que sí les interesan”, afirma Paul Bain, investigador de la School of Psychology and Couselling (Australia) y autor principal del estudio.

En vista de estos resultados, los científicos proponen a las administraciones públicas tenerlos en cuenta a la hora de diseñar nuevas estrategias. También plantean que estén presentes en la próxima Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, COP21, que arrancará en París el 30 de noviembre.

“Si las políticas gubernamentales y los mensajes se basaran en estos beneficios, probablemente ganarían mayor apoyo público”, opina Bain.

Lapidario informe sobre cambio climático de la Onu proyecta catastrófico escenario si temperatura sube 5,2 grados al año 2100

25 Marzo, 2014 at 11:33 am

Recomiendo este excelente report sobre el cambio climático que circula hoy en el diario La Tercera .

El informe da cuenta que en septiembre del año pasado, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU concluyó que el fenómeno es inequívoco y la principal causa es la acción humana. En la primera parte de su quinto informe, el grupo de expertos advirtió que de seguir aumentando las emisiones de gases de efecto invernadero hacia 2100, la temperatura media global aumentaría, en promedio, 1 °C (rango de 0,3 °C y 1,7 °C), en el mejor de los escenarios y 3,7 °C (entre 2,6 °C y 4,8 °C), en el peor.

Toda esa predicción tendrá consecuencias a nivel humano y serán discutidas la próxima semana en Yokohama, Japón, cuando el panel presente la segunda parte de este quinto informe: impactos, adaptación y vulnerabilidad.

Parte del borrador del análisis -realizado por 310 investigadores, de todos los países, incluido Chile-, fue filtrado este martes por el diario británico The Independent.

Cambio climático continuará agravándose, advierte experto del MIT, de visita en nuestro país

12 Enero, 2013 at 1:02 pm

Esto del cambio climático ya dejó de ser una denuncia de hippies trasnochados.

“La demanda de energía se duplicará y el uso de electricidad se triplicará en los próximos años. Ese es el pronóstico del experto energético del MIT, Ernest J. Moniz, quien expuso esta tarde en el Palacio de La Moneda sobre los desafíos de energía a nivel global”.

Así lo aseveró el l físico norteamericano destacando que  que con esa demanda el cambio climático global seguirá agravándose, con un “catastrófico aumento de la temperatura” del planeta.

El experto, asesor del Presidente Barack Obama para temas de ciencia y tecnología, destacó que el elemento fundamental para evitar ese escenario es la innovación, tanto por parte de la tecnología como de las economías mundiales, con el fin de producir de forma más eficiente energía.

 

Moniz afirmó que los factores clave son la eficiencia (edificios y transportes eficientes y disminución de la emisión de gases invernadero);  la generación de energía a través de fuentes renovables y la producción de vehículos eléctricos.

 

El no retorno climático ya es una realidad, no se hicieron las cosas a tiempo

16 Octubre, 2012 at 11:42 am

Así lo consigna revelador estudio.

Tanto ahora, como 20 años antes, las conclusiones a las que ha llegado tienen una certeza superior al 99 por ciento. Pero una gran diferencia, ya que el calentamiento global paso el límite de no retorno,

 

Unos 20 años después de su primera e histórica comparecencia del 23 de Junio de 1988, en que James Hansen dio testimonio ante el Congreso, y alertó a la opinión pública, de que el calentamiento global estaba en marcha. Nos recuerda que el calentamiento global paso el límite de no retorno.

Para James Hansen: tanto ahora, como entonces, las conclusiones a las que ha llegado tienen una certeza superior al 99 por ciento. Pero una gran diferencia, ya que el calentamiento global paso el límite de no retorno.

La diferencia es que ahora hemos malgastado ampliamente el tiempo para la programación de acciones necesarias para desactivar el calentamiento global que se acelera como una bomba en el tiempo. La evaluación franca de las concusiones de los datos científicos son estremecedoras para los observadores neutrales.

Nueve de los diez años más cálidos de los últimos 130 se han dado desde el año 2000

9 Octubre, 2012 at 10:00 am

Hace poco publicamos un post cuyo título no tenía por intención ser provocativo, pero que desde ya llamaba la atención. “El calentamiento global es irreversible y tendrá consecuencias .” 

Y hay más.

En Energías Renovables se da cuenta de esto.

Carlos García–Soto, investigador del Instituto Español de Oceanografía (IEO) ha liderado un volumen especial de la revista internacional Deep-Sea Research II sobre Oceanografía por satélite y Cambio Climático, junto a científicos de la NASA, la NOAA y MERCATOR-Ocean. Las consecuencias del calentamiento no son nada halagüeñas.

 

Nueve de los diez años más cálidos de los últimos 130 se han dado desde el año 2000

En este número especial se recopilan y analizan trabajos de más de 80 investigadores procedentes de 55 centros de investigación marina de todo el mundo, todos ellos dedicados al estudio del cambio climático a través de información de satélites. “Nueve de los 10 años más cálidos en los registros de temperatura global de los últimos 130 años se han observado desde el año 2000”, explica García–Soto.