Cómo Holanda resolvió el tema del manejo de la basura


A raíz de la reciente polémica que se genera por la autorización para realizar un relleno sanitario en la comuna de Til-Til, Ver aquí , quisimos conocer la realidad de naciones desarrolladas.

Como primer ejemplo del tratamiento de desechos en la Unión Europea, les proponemos repasar el caso holandés. 

Qué son los rellenos sanitarios Ver aquí
En Revista Conexiones, encontramos un excelente post.
Por Diego Daniel Marghetich
Holanda es uno de los países europeos que se encuentra a la vanguardia del reciclado de desechos. Al contar con una superficie pequeña y una desarrollada conciencia ambiental, el gobierno holandés puso en marcha medidas para eliminar definitivamente los rellenos sanitarios. A su vez, el impulso ecológico encarado con solidez por las distintas políticas, creó las condiciones para que empresas del sector privado se incorporaran en forma colaborativa acatando las estrictas normas de protección medioambiental.
En la segunda mitad de la década de los setenta, el manejo de residuos se colocó en la agenda administrativa como una de las principales prioridades. Pero fue a partir de los noventa que la transición se llevó a cabo desde un pequeño sector, organizado a nivel regional, a donde se encuentra hoy: un sistema centrado y ligado al impulso de innovaciones en la materia, con orientación internacional.
La política de gestión de desechos holandesa está basada en cinco elementos fundamentales:
Residuos clasificados jerárquicamente. El enfoque holandés aplica una guía de principios iniciales: reducir – rehusar – reciclar
Estrictas normas para su tratamiento. Normas para la protección del suelo de rellenos y niveles de calidad del aire para la incineración
Una planificación a nivel nacional. Políticas públicas orientadas a la cooperación entre los diferentes niveles de gobierno, para definir pautas sólidas, su aplicación y cumplimiento. Para ello el gobierno nacional trabaja junto a las diferentes autoridades locales y regionales.
Responsabilidad extendida de los productores (REP). Los productores comparten la responsabilidad en el manejo de los productos al final de su vida útil. Esta responsabilidad es acordada y vigilada bajo una estricta legislación.
El uso de diversos instrumentos para estimular la prevención y el reciclado. Hay varios instrumentos financieros disponibles: impuestos sobre rellenos sanitarios o sistemas de tasas basadas en el volumen de desechos.

Los Países Bajos, especialmente, tienen una amplia experiencia en la extracción de biogás de los rellenos sanitarios y vertederos. El desarrollo de sofisticados sistemas de alta tecnología para la captura de biogás, permitió la extracción óptima de los gases nocivos producidos por los residuos en descomposición. La recuperación y depuración de gas se utiliza para generar electricidad e incluso para su aplicación en una red de gas natural.

Los desechos que no pueden ser reciclados se incineran para la generación de vapor a través de redes de calefacción centralizadas. Las plantas de tratamiento holandesas no presentan signos de riesgo en la emisión de gases tóxicos ya que las instalaciones cumplen altos criterios de eficiencia como recuperadores de energías.
Con el objetivo de minimizar las emisiones de gases dañinos, se han puesto en marcha sistemas avanzados de recolección y logística. Los contenedores terrestres de las zonas neurálgicas de Holanda fueron sustituidos por cámaras subterráneas, en las que los ciudadanos pueden depositar por separado papel, vidrio, plástico. Este sistema reviste una mayor eficiencia y un mejoramiento higiénico a nivel urbano.
Las técnicas de separación de residuos tienen por objetivo lograr diferentes categorías: residuos de la construcción, demolición, electrónicos, industriales, comerciales o domésticos pueden ser triturados, tamizados o mezclados para ser transformados en combustible sólido recuperado (CSR).
El tratamiento de residuos en Holanda no solo se encuentra en manos de empresas privadas. El gobierno tiene sus propias agencias destinadas al control y manejo de desechos peligrosos como la agencia gubernamental NL, que da soporte a todos los niveles de gobierno a través de asistencia técnica en el diseño de instalaciones de residuos y la elaboración de políticas de gestión de residuos.