Dios se pone del lado del medio ambiente

23 Septiembre, 2009 at 8:33 am


La basílica de la Real Colegiata de San Isidoro de León va a instalar una caldera de biomasa para producir la calefacción del edificio. 

La caldera existente hasta ahora, que era de gasóleo, ha producido manchas de contaminación en el interior de la iglesia, por lo que se ha decidido sustituirla por una de biomasa, que se trata de una energía renovable.    

En Austria no resulta extraño encontrar iglesias calentadas con biomasa, bien a través de calderas en el edificio o bien con redes de district heating. Los feligreses austriacos que conocían durante la liturgia el confort que ofrece este sistema de calefacción demandaron enseguida la instalación en sus hogares. La iglesia de la Real Colegiata de San Isidoro, una de las mejores muestras de arte románico de la ciudad de León, es posible que ofrezca a parroquianos y visitantes desde este mismo invierno un confort similar gracias a la instalación de una caldera de biomasa. 
Los promotores del cambio de gasóleo a biomasa (Cabildo, EREN y Fundación Caja Madrid), afirman que se trata del primer edificio de estas características que dispondrá de una fuente bioenergética para su calefacción. El cambio era necesario afrontarlo, no solo por cuestiones de índole ambiental si no principalmente por el deterioro del interior de la iglesia, que presentaba muros y columnas ennegrecidas, con un aspecto denominado “piel de mugre”, provocado por el sistema de combustión del gasóleo. 

Caldera de biomasa y restauración general 
Según información de El Diario de León, el proyecto contempla la adecuación de los conductos y la eliminación de la caldera contaminante de gasóleo, que tanto ha deteriorado el templo, y su sustitución por una de biomasa. Durante el pasado verano ya se limpiaron los muros interiores y se espera que este invierno comience a funcionar el nuevo sistema de calefacción.