La elección de las energías renovables se transformó en una elección económica

18 Julio, 2018 at 1:08 pm
Codelco

Bajo el precio de las ERNC a partir del 2013 lleva a la minería a optar por las energía renovables. Las empresas de generación solar y eólica dicen que pueden suministrar energía a las minas por US$80 el megavatio hora.

Tenían que transformarse en económicas para ser elegibles. Y eso sucedió con las energías renovables. Y Hay ejemplos a destacar. En Ecodie de la Universidad de Chile  se dan antecedentes que fundamentan esta hipótesis.

Las tres calderas industriales que la mina de la estatal Codelco tiene en la parte alta de las montañas de Calama consumieron alguna vez 67.000 barriles de diésel al año para producir brillantes láminas de cobre para exportación. Ahora, este trabajo está alimentado por la energía que generan casi 3.000 paneles solares que aprovechan el cielo azul y despejado del desierto de Atacama.

 

A medida que el costo de la electricidad eólica y solar baja, la energía renovable se ha vuelto más atractiva para las mineras que usan electricidad en forma intensiva. En ningún lugar el fenómeno es tan prevalente como en Chile, donde las empresas han sido pioneras en el uso de alternativas a la electricidad convencional después de soportar durante años algunos de los costos energéticos más altos del mundo.

En la mina de Codelco, Gabriela Mistral, una planta termosolar operada por la chilena Energía Llaima SpA y la danesa Arcon-Sunmark ha remplazado cerca de 80% del diésel que Codelco antes subía en camión 2,6 kilómetros hacia la mina. El cobre de la Corporación Nacional del Cobre de Chile, el mayor productor del metal del mundo, se destina a China y otros mercados.

“Este cielo azul me hace feliz”, dijo Rodrigo Aravena, gerente de la planta, mientras inspeccionaba filas de paneles en un área de 44.000 metros cuadrados. “Significa que generamos más y es mucho mejor para el negocio”.

La consultora Ernst & Young estimó recientemente que las minas en América Latina -que produce cobre, hierro, petróleo y carbón- invertirán más de US$1.000 millones en proyectos de energía renovable hasta 2022, frente a US$37 millones en 2013. Buena parte de ese desarrollo será en Chile, que produce un tercio del cobre del mundo.

Durante la última década, los precios de la electricidad para las mineras chilenas se han duplicado a cerca de US$100 por megavatio-hora, según el Consejo Minero, un precio que casi duplica el de su vecino Perú. Chile depende excesivamente de la importación de energía, mientras que Perú acude a un suministro interno amplio y barato de hidroeléctricas y gas natural.

Las empresas de generación solar y eólica dicen que pueden suministrar energía a las minas por US$80 el megavatio hora, un precio costoso para Perú y otros países, pero competitivo para Chile.

“La escala de lo que está pasando en Chile es actualmente único en el mundo”, dice Mike Elliott, analista jefe de minería de Ernst & Young. Tiene lugar en Chile porque los cálculos económicos simplemente tienen sentido, mientras que en muchos otros países no tiene aún la misma lógica comercial”.

El Gobierno está promoviendo alternativas a la importación de gas natural, carbón y diésel, con una meta de que la energía renovable sea la fuente de 20% de la capacidad eléctrica total para 2025. En mayo, las fuentes renovables podrían generar 2.273 megavatios en Chile, cerca de 11% de la capacidad eléctrica, según Cifes, centro para la innovación en energía sostenible. El año pasado, Chile sumó 982 megavatios de capacidad renovable a su red eléctrica; en 2013, tenía 244 megavatios.

La agenda energética del Gobierno significa que las empresas de minería necesitan depender cada vez más de la energía renovable. En la red eléctrica del norte, cerca de 90% del consumo recae sobre el sector industrial, en buena parte mineras. Cochilco, la Comisión Chilena del Cobre, prevé que las cupríferas duplicarán el consumo de electricidad durante los próximos 10 años, cuando se estima que las empresas inviertan US$74.000 millones en la expansión de las minas o en la construcción de nuevas.

“A diferencia de muchos países desarrollados donde el primer motor de desarrollo de la energía renovable ha sido la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, ese no es el principal motor aquí, sino la seguridad energética y los precios competitivos”, dice Fernando Hentzschel, gerente de desarrollo y tecnología de Cifes.

Chile reconsideró sus políticas de energía después de 2004, cuando sufrió una crisis energética tras la decisión de Argentina de restringir las exportaciones de gas natural para cubrir su propia demanda. Los planes para plantas a carbón y represas hidroeléctricas en el sur del país fueron cancelados debido a la oposición de las comunidades y las protestas de los ambientalistas. El gobierno consideró brevemente la energía nuclear, pero archivó la opción luego del desastre de la planta de Fukushima en Japón en 2011.

El cielo azul de Atacama surgió como una alternativa. Los niveles de radiación solar allí son algunos de los más altos del mundo, lo que lo hace ideal para producir energía solar. La energía renovable tiene limitaciones para las mineras y pocos expertos creen que reemplazará completamente y a corto plazo la energía convencional. Las empresas necesitan un suministro constante para extraer minerales las 24 horas del día, y el sol y el viento pueden ser intermitentes.

Nuevo proyecto de ERNC levanta la industria minera: Acciona y Abengoa construirán planta Cerro Dominador del fondo EIG Global Energy Partners

11 Julio, 2018 at 1:36 pm

En el consorcio Acciona tendrá un 51% de participación y se encargará de construir la planta con tecnología de Abengoa.

Esta planta termosolar se sumará a una planta fotovoltaica de 100 MW ya en operación, que fue construida por Abengoa y que presta operación comercial desde febrero de 2018.

[VEA TAMBIÉN: Cerro Dominador: El gigante que se construye a 60 km de Calama]

Ambas instalaciones constituirán un complejo de energías renovables con una capacidad total de 210 MW y será el primero que combine ambas tecnologías en todo el continente americano.

 

El proyecto permitirá generar energía limpia de forma gestionable durante 24 horas. Las obras se retomarán durante este mes, después de que Cerro Dominador, empresa propiedad de fondos administrados por EIG Global Energy Partners, cerrara en mayo pasado el financiamiento del proyecto con un consorcio de bancos nacionales e internacionales y una vez obtenido el permiso para proceder por parte del consorcio formado por Abengoa y Acciona.

El complejo Cerro Dominador está situado en la localidad de María Elena, en el desierto de Atacama, en la región de Antofagasta.

 TEMAS ASOCIADO

Cuadro de financiamiento y desarrollo de proyectos ERNC en Chile

6 Julio, 2018 at 1:59 pm

 

 

 

 

 

Evolución del financiamiento de las energías limpias en Chile En Chile existía hasta el año 2010 un bajo nivel de inversión y, por ende, de implementación de proyectos de energía limpia. Esto se explica en gran parte por el hecho de que el financiamiento requerido era alcanzable prácticamente sólo por los grandes actores del mercado eléctrico, quienes podían ofrecer garantías y respaldo corporativo. Sin embargo, posteriormente, el sector de las ERNC alcanzó un auge sin precedentes con el consiguiente crecimiento del mercado y de las opciones de financiamiento. El aumento de la participación de las ERNC en este período ocurre debido a varios factores, tales como las mejoras en las condiciones del mercado, la disminución de los costos de inversión y las reformas regulatorias, entre otros.

Esto llevó a que Chile se convirtiera durante los últimos años en uno de los lugares más atractivos del mundo para invertir en energías limpias, en particular en proyectos eólicos y solares. De acuerdo al último reporte del Centro Nacional para la Innovación y Fomento de las Energías Sustentables (CIFES), al mes de marzo de 2016, la capacidad instalada de centrales de ERNC alcanzaba un 11,97 por ciento del total de la capacidad de generación eléctrica instalada en el país, en comparación con un 2,6 por ciento en el año 2007. En términos de la energía inyectada a los sistemas eléctricos, dichas fuentes proporcionan actualmente cerca de un 11,19 por ciento de la energía inyectada mensualmente. La Tabla 1 a continuación muestra una estimación de los requerimientos de financiamiento de los proyectos ERNC llevados a cabo desde el año 2007 a la fecha. Se espera que para los próximos años, las necesidades de financiamiento para proyectos relacionados a energías limpias alcancen montos de entre US$ 1.000 y US$ 1.400 millones por año. Sin embargo, a lo largo del año 2015 hubo cambios evidentes en las condiciones del mercado, con un nivel de crecimiento reducido en la demanda a nivel industrial y en el sector minero, y una baja considerable en los precios de energía. Dichos cambios han supuesto, hasta cierto punto, una desaceleración en el desarrollo de las ERNC, en parte explicada por una reducción en las expectativas de desarrollo de las mismas. Al mismo tiempo, la reducción de demanda ha supuesto también una reducción en la oferta de contratos de compra de energía (PPAs, por sus siglas en inglés) por parte de las empresas o clientes que usualmente ofrecían este tipo de contratos. Estos cambios han implicado un aumento en la percepción de riesgos asociados. Los bancos e instituciones financieras se han vuelto más reticentes y han restablecido exigencias y condiciones más rigurosas para el otorgamiento de financiamiento. Por lo tanto, se estima que una importante cantidad de proyectos de ERNC en etapa de desarrollo pudiesen sufrir atrasos en términos de su ejecución o bien pudiesen llegar a no materializarse.

Encuesta sobre percepción de las energías entre los ciudadanos

5 Julio, 2018 at 1:03 pm

Pozo Almonte solar, la primera planta de gran tamaño impulsada por Minera Collahuasi

2 Julio, 2018 at 11:14 am

Puesta en marcha en 2013, la planta solar construida por la española Solarpack fue la primera construida a gran escala. Collahuasi fue la compañía minera que lideró este proceso, convirtiéndose en la primera en apostar por la energía solar.