Alemania, con radiación no superior al 15% de la que existe en Chile, levanta planta solar de 63 MW

16 Septiembre, 2011 at 12:20 pm

 

Solarhybrid AG ha comenzado a trabajar, como contratista general, en la expansión de la planta energética solar FinowTower, situada en el antiguo aeropuerto militar Eberswalde/Finowfurt, dentro del distrito de Schorfheide, al noreste de Berlín. La expansión añade 60,2 MW y aumenta la capacidad de la central energética hasta alcanzar un total de 84,5 MW. Esto servirá para conseguir la mayor planta de central energética solar en Europa, ocupando un área equivalente a 260 campos de fútbol.

El contrato para la ampliación proporciona a solarhybrid un valor en torno a los 111,5 millones de euros. Deutscher Solarfonds Stabilit??t 2010 GmbH & Co. KG, que fue puesto en marcha a través de Altira Renewables Management GmbH, es un cliente y un asesor, además de encargarse de la realización de las operaciones. Commerzbank AG será el encargado de proporcionar la financiación exterior.

solarhybrid ha desarrollado por sí mismo este proyecto a gran escala, desde el concepto inicial a la construcción y creación, incluyendo la financiación y estructura. La expansión es el resultado del éxito en la realización de la primera fase de construcción, FinowTower I.

Genere energía caminando, convierta sus pies en generadora, notable innovación

16 Septiembre, 2011 at 12:12 pm

La idea de generar energía a partir del movimiento que se origina al caminar no es nueva. Sin embargo, ninguno de los proyectos que hemos visto en los últimos años ha logrado convertirse en un dispositivo comercial. El invento que planea poner en el mercado la empresa InStep NanoPower se diferencia de los anteriores en que no obtiene la electricidad a partir del efecto piezoeléctrico tradicional, sino que utiliza un nanofluido capaz de generar una corriente eléctrica importante cuando interactúan con una superficie nanoestructurada. Los responsables del proyecto aseguran que podremos recargar la batería de un móvil simplemente caminando un par de calles. ¿Será verdad?

En varias oportunidades hemos comentado algún invento que promete proporcionarnos la energía que nuestros gadgets necesitan a partir del movimiento de nuestro cuerpo. La idea realmente es atractiva, ya que en mayor o menor medida todos caminamos un buen montón de metros a lo largo del día, y sería genial poder aprovechar todo ese potencial para independizar nuestros aparatos móviles de los correspondientes cargadores de pared. Sin embargo, y a pesar de tantas promesas, ninguno de esos inventos ha llegado a convertirse en un exitoso producto comercial. Pero este panorama podría cambiar pronto, gracias al trabajo de un grupo de científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison (EEUU) liderados por Tom Krupenkin. Su proyecto, explicado en “Nature Communications”, consiste en un nuevo enfoque basado en nanotecnología que permite recargar las baterías de un teléfono móvil o de un ordenador portátil mientras damos un paseo. Si bien no creen que puedan reemplazar definitivamente a los cargadores tradicionales, aseguran que la carga de las baterías conectadas a este dispositivo podría durar unas diez veces más.